Televisión

Las series que no sobrevivieron al 2016 (y las que corren peligro)

12 mayo, 2016 09:31

Podemos gritar para que renueven El ministerio del tiempo y las peticiones para que Vis a vis consiga una tercera temporada se pueden convertir en trending topic, pero lo que pasa con las series americanas es otro cantar. Por mucho que aquí funcionen, lo que importa es el resultado al otro lado del charco o su venta internacional. Cada septiembre llega un gran aluvión de nuevas series. Y, como llegan, también se van. 

Cada temporada se estrenan tantas decenas de nuevos proyectos que es inviable que funcionen muchos. La mayoría de las series canceladas son aquellas que no han sobrevivido a su primer año en antena. Son muchas menos las que llevan ya varias temporadas en el aire. Y es que esas son las que tienen ya una mejor proyección internacional, están sindicadas y cuesta mucho menos la producción. 

Este año se han quedado por el camino ficciones como Angel from Hell, Héroes Reborn, The Player, Minority Report, Blood & Oil, Of Kings and Prophets y Wicked City, series que apenas han tenido unos cuantos capítulos en emisión y que sólo han aguantado una temporada. Alguna que otra incluso no pudo ni emitir todos los capítulos planificados debido a sus bajas audiencias.

Entre las que han tenido más de una temporada en antena pero las cadenas han decidido cerrar el chiringuito y echar abajo el telón se encuentran Rookie Blue en ABC, que ya llevaba seis temporadas, Extant en CBS con dos temporadas y La cúpula en CBS con tres temporadas.

Las ya anunciadas 

De momento no ha habido que anunciar grandes pérdidas que no estuviesen anunciadas desde hace algún tiempo. Y es que en EEUU son bastante afines a eso de conceder una temporada más a sus series para que tengan un final digno. De esta forma los espectadores saben perfectamente que este año será su última oportunidad con la serie.

Es el caso de series como The Good Wife, que finaliza después de siete temporadas en CBS. También han dicho adiós en esta cadena Mike & Molly, con seis temporadas, y Person of Interest, con cinco temporadas. Su adiós estaba anunciado desde hace varios meses. Ya daba igual cómo fuesen las audiencias. CW también ha anunciado que la cuarta temporada de Bella y Bestia que se emite este verano en EEUU será la última. 

Las series por las que hay que temer

Detrás de las empollonas que ya han sido renovadas existe un gran número de ficciones de las que se desconoce su futuro. Los datos de audiencia han sido tan ajustados que las cadenas todavía no han tomado una decisión.

En esta situación se encuentran varias series en CBS. CSI: Cyber todavía no ha sido anunciada como una cancelación pero todo hace indicar que la cadena le parará los pies pronto. Otras que corren mucho peligro en la cadena son Rush Hour y Code Black

NBC tiene varias series que no han funcionado muy bien en su primer año en antena. Es el caso de You, Me and de Apocalypse, Telenovela o Heartbeat. Estas tres series se encuentran en una serie situación de peligro y los datos dan a entender que no volverán el próximo año a la cadena. 

A Fox no le ha ido nada mal este año y ya tiene muchos proyectos renovados. Sin embargo, hay algunas ficciones nuevas que no han pasado el corte de la audiencia. Es el caso de Second Chance, The Grindr y Bordertown. También podría ser el último año de Sleepy Hollow después de tres temporadas. 

En ABC corre serio peligro la ficción musical Galavant, de la que se desconoce si tendrá tercera temporada. La heroína Agent Carter tal vez se quede sin tercera temporada en la cadena. Uno de los títulos que más preocupan es el de Castle, que después de ocho temporadas en antena se enfrenta a su mayor crisis. La creadora de éxitos Shonda Rhimes podría enfrentarse a un gran fracaso con The Catch, su nueva serie y que se encuentra en zona de peligro.