Bluper TELEVISIÓN

La pérdida del Mundial de Qatar, el último varapalo para una Mediaset en crisis

RTVE se ha hecho con los derechos de la polémica competición tras presentar una oferta a Mediapro de 35 millones de euros. 

25 febrero, 2022 01:09

Noticias relacionadas

Era un secreto a voces desde que el pasado fin de semana Invertia publicara que RTVE había pujado con unos 35 millones de euros para comprar los derechos de retransmisión del Mundial de fútbol de Qatar: Mediaset España y Atresmedia quedaban descartadas y en unos días se anunciaría que la radiotelevisión pública iba a ser el grupo que emita esta competición futbolística.

Así lo adelantaba este jueves Vertele y confirmaba EL ESPAÑOL: RTVE emitirá en abierto esta competición veinticuatro años después del Mundial de Francia en 1998 después de haber 'sobrepujado' a petición del Gobierno. De esta manera, la Corporación emitirá todos los partidos de la competición del 21 de noviembre al 18 de diciembre.

Una polémica compra que ayudará a RTVE a mejorar sus maltrechas audiencias, que firmó en 2021 su peor dato histórico anual con un 8,8% de cuota de pantalla. De media, la Selección Española consiguió reportar a Telecinco en Rusia 2018 un 70,8% y 11.797.000 espectadores.

Obviamente, a la par, esta operación se revela como la peor de las noticias para otro de los pujadores, Mediaset España, ya que también tenía puestas sus esperanzas en este Mundial para levantar igualmente sus audiencias, ahora que están inmersos en una crisis.

Desde hace ya más de medio año, el grupo de comunicación dirigido por Paolo Vasile no vive uno de sus mejores momentos. Y es que de los últimos siete meses, Antena 3 ha ganado seis (agosto, septiembre, noviembre, diciembre, enero, febrero) a Telecinco, algo que no se producía desde el año 2013. 

En febrero, Telecinco ha intentando pelear con su rival gracias a la emisión de la Copa del Rey y al estreno de Pasión de Gavilanes. Sin embargo, estos esfuerzos han sido insuficientes ya que, a día de hoy, Antena 3 gana por seis décimas (14,5% vs 13,9%). 

Con el Mundial, Mediaset España esperaba mejorar sus audiencias en noviembre y diciembre, tal y como sucedió el pasado año con la Eurocopa 2020 cuando Telecinco promedió un 16,8% y un 17,1% en junio y julio, respectivamente. Estos datos fueron vitales para que al final del año la cadena superara a Antena 3 en el dato anual (14,9% vs. 13,8%). 

Mejores ingresos

Pero, además, el Mundial de Qatar también era un gran reclamo publicitario para Mediaset España, que ha visto en 2021 como Atresmedia obtenía más ingresos netos, según se desprenden de sus cuentas presentadas ante la CNMV: 901,1 millones de euros frente a 876,3 millones.

Según publicó el grupo en 2018, el Mundial de Rusia supuso la ventana comercial de mayor calidad y notoriedad en la historia de las retransmisiones de una Copa del Mundo, haciendo que 279 anunciantes confiaran en Telecinco.

Las retransmisiones del torneo llevadas a cabo por la cadena acapararon la emisión del 98% de los spots más vistos de 2018. Además, los 10 anuncios con mayor audiencia del año fueron ofrecidos durante el decisivo choque de octavos de final entre España y Rusia, logrando ratings publicitarios en torno al 30%.

Mediaset España cerraría así 2018 con un beneficio neto de 200,3 millones de euros, su mejor resultado de los últimos diez años.  

Competencia desleal

Por todo ello no es de extrañar que la noticia de la compra del Mundial de Qatar por parte de RTVE haya caído como una jarra de agua fría en Fuencarral, donde consideran esta operación como una "deslealtad pública". 

Ya en su día, cuando la pública sobrepujó por la Champions League, Vasile fue muy criticó con RTVE. “Ahora que los operadores privados habíamos conseguido rebajar los precios por este tipo de derechos y ajustarlos al contexto económico y publicitario actual, la televisión pública estaría planteando una oferta que revienta el mercado y que, de confirmarse, lamentablemente y de manera involuntaria todos los ciudadanos contribuirán a costear, sin tener necesidad de ello”.

Sin embargo, la Audiencia Nacional dio la razón a RTVE ya que no se prohíbe ‘pujar’ sino "solo sobrecotizar o sobrepujar". La sentencia indicaba que RTVE puede concurrir a la subasta de los derechos del fútbol y que, aunque esta tenga un alto valor comercial, no resulta incompatible con la misión de servicio público, coincidiendo con su alto interés deportivo y su evidente interés para la sociedad.