Bluper AUDIENCIAS

Así han caído las audiencias de los programas troceados tras el importante cambio en la medición

2 septiembre, 2021 11:02

Noticias relacionadas

La televisión nacional vivía este lunes un importante cambio en la medición de audiencias que prometía dinamitar el sector, como así ha sido. Y es que, la modificación de la definición de programa, lo que dificulta el troceado de programas, ha llevado a algunos espacios a perder cuota de pantalla. 

Así, según datos de Kantar publicados por las consultoras de audiencias, programas como Espejo Público Verano han pasado de promediar un 14,6% y 320.000 espectadores y un 12,7% y 442.000 espectadores con sus contenidos divididos, a un 11,8% y 350.000 espectadores con sus contenidos fusionados.

Mientras, Al rojo vivo caía este miércoles a un 8,3% y 383.000 espectadores, cuando el día anterior había promediado un 7,9% y 242.000 espectadores en su previo y un 10,6% y 615.000 espectadores en el programa. 

Zapeando, por su parte, anotaba ayer un 5,8% y 668.000 espectadores cuando un día antes había marcado un 6,7% y 771.000 espectadores y un 5,4% y 575.000 espectadores; y Más vale tarde se conformaba con un 5,9% y 545.000 espectadores tras promediar el martes un 5,2% y 510.000 espectadores y un 4,9% y 418.000 espectadores.

Quién sí ha seguido troceando sus programas ha sido Mediaset España, que ha seguido dividiendo en dos tanto Todo es mentira como Cuatro al día. En ninguno de los casos le ha servido para superar a sus rivales de laSexta. 

Como ya contamos, desde este 1 de septiembre, la definición de programa queda así: "evento o producto televisivo con contenido propio que en general inicia su emisión con una cabecera y/o título visible que lo identifica y en su final aparecen títulos de crédito y/o un copyright con la acreditación de los derechos de emisión del contenido difundido”. Y que en el caso de que aparezcan más de un copyright o crédito tras la cabecera, se atenderá únicamente al último como indicador de la finalización.

Las nuevas normas sí permitirán mantener los contenedores o a las emisiones singulares siempre que respeten la definición de programa, con sus respectivos créditos. Quedarán excluidos de este criterio la emisión de películas y series, las retransmisiones deportivas y los avances informativos.