Supervivientes 2021 arrancó el pasado jueves 8 de abril con un excelente dato de audiencia en su estreno. Este año, a pesar de contar con un casting low-cost, el programa de robinsones tiene un nuevo aliciente: su conexión con la docuserie de Rocío Carrasco a través de Rocío Flores y Olga Moreno.

Noticias relacionadas

Con estos dos fichajes y aplicando la estrategia de retroalimentación que caracteriza a Mediaset, el sufrimiento narrado en Rocío: contar la verdad para seguir viva se convierte en gasolina para impulsar la parrilla de Telecinco. Un movimiento brillante en términos televisivos, pero carente de cualquier ápice de ética.

Olga Moreno y Antonio Canales conectan ‘Supervivientes’ con Rocío Carrasco

Comenzando por el casting de esta edición de Supervivientes, Telecinco ha atado muy bien los cabos para que la historia de Rocío Carrasco tenga su propio spin-off en Honduras. Para ello, ha decidido contar con Olga Moreno, la actual mujer de Antonio David Flores que, tras ser tachado de presunto maltratador en el primer episodio de la docuserie, fue desterrado de Mediaset. 

Olga firmó el contrato de Supervivientes sin saber que el documental de Rocío Carrasco iba a emitirse, por lo que luego no tuvo posibilidad de echarse atrás sin pagar una cuantiosa penalización. Así, Moreno ha quedado atrapada en Honduras mientras Rocío Carrasco exterioriza su dolor cada miércoles frente a la cámara. 

Sin embargo, Olga tampoco ha dudado a la hora de mostrar su perspectiva sobre el tema de Rocío Carrasco. En la primera gala de Supervivientes, el programa utilizó las lágrimas de la diseñadora como reclamo a través de un cebo.

En el vídeo completo mostrado en esta entrega, Moreno comenzó hablando sobre su profunda relación con los hijos de Antonio David Flores: “Me ha faltado parirlos”. Seguidamente, negó que el ex guardia civil haya malmetido a sus hijos sobre su progenitora: “En mi casa no habrán escuchado una mala palabra”. Además, aseveró que Antonio David guardaba buena relación con Rocío Jurado, algo que contrasta con el testimonio de Carrasco que confesó que la cantante temía a su exmarido y que este, incluso, llegó a amenazarla. 

Respecto a las acusaciones de la mujer de Fidel Albiac hacia Antonio David, Olga Moreno lo negó todo: “Llevo 21 años con mi marido. ¿Sabré yo cómo es mi marido? Él no es así, ¡es que no es así!”. Finalizó su discurso exteriorizando que sentía “rabia e impotencia” por “tener que estar callados y callados”.   

Por si no fuese suficiente, hay otro concursante conectado con esta trama. Es el bailarín Antonio Canales que, como Rocío Carrasco explicó en el documental, cuenta con un estrecho vínculo con Fidel Albiac. Así, cabe la posibilidad de que el artista narre sus vivencias junto al actual marido de Rocío bajo el sol de los Cayos o, incluso, que protagonice algún enfrentamiento contra Olga. 

Rocío Carrasco, durante su documental, 'Rocío, contar la verdad para seguir viva'.

Rocío Flores, a ‘AR’ y al debate de ‘Supervivientes’

Un día después del estreno de Supervivientes 2021, Rocío Flores se estrenó como colaboradora de El programa de Ana Rosa. Visiblemente nerviosa e incluso incómoda, tal y como os contamos en Bluper, la hija de Antonio David Flores se convirtió en la pequeña estrella del programa líder de las mañanas. 

A pesar de que inicialmente se ha negado a hablar de temas familiares, resulta evidente que contar con la nieta de Rocío Jurado en plató es un gran reclamo para el espectador. Mientras su madre sigue narrando sus años de sufrimiento junto a su padre y la mujer de Antonio David intenta sobrevivir en los Cayos Cochinos, Rocío Flores se convierte en una auténtica bomba de relojería que los contertulios de Ana Rosa intentarán detonar. 

Y aprovechando el impacto generado por la aparición de la hija de Antonio David en El programa de Ana Rosa, Rocío Flores se ha convertido en la defensora oficial de Olga Moreno en los debates dominicales de Supervivientes. Aunque inicialmente la diseñadora contaba con una amiga suya como intercesora, finalmente Rocío ha dado el paso de defender a su madrastra. 

Por otro lado, resulta sorprendente que Telecinco haya decidido contar con Rocío Flores después de conocerse que fue condenada por maltratar a su madre. Aunque quizá esto no les pase factura, ya que la propia cadena se encargó de silenciar el asunto omitiéndolo en todos sus espacios y muchos de sus espectadores ni siquiera lo sabrán. 

Rocío Flores en 'El programa de AR'.

La retroalimentación de contenidos que no piensa en Rocío Carrasco

Más allá de Supervivientes o AR, otros programas como Sálvame, Ya es mediodía, Viva la vida y Socialité también nutren sus contenidos con el enfrentamiento de Rocío Carrasco y Antonio David. Ya sea a través de cebos comentados, tertulias o, incluso, persiguiendo al ex guardia civil para obtener declaraciones, la cadena flexibiliza su veto a este presunto maltratador en pro de la narrativa. 

Así pues, independientemente del daño psicológico que puedan causar a la protagonista de la docuserie, se ahonda de forma constante en sus vivencias traumáticas, se da voz a testimonios parciales que omiten la documentación presentada o, incluso, se da pábulo mediático a su hija dificultando, quizá, una posible reconciliación que ayudaría a cerrar heridas.  

Porque al final, por mucho que los discursos se tiñan de morado o algunas presentadoras como Carlota Corredera se disfracen de adalides, todo esto se ha convertido en un juego macabro que mercantiliza, sin titubeos, el dolor de tres mujeres.