El despido de Antonio David Flores de Telecinco tras el estreno de Rocío, contar la verdad para seguir viva fue una de las consecuencias más inmediatas de las primeras palabras de Rocío Carrasco sobre su trágico pasado junto al ex guardia civil. 

Noticias relacionadas

El lunes siguiente al estreno de la serie documental, Carlota Corredera leía un comunicado al comienzo de Sálvame en el que explicaba el motivo de esta decisión: "Tras la emisión de los dos primeros episodios, Sálvame anuncia el cese de la vinculación laboral de Antonio David Flores con este programa de televisión así con la productora de La Fábrica de la Tele. Mediaset ha hecho extensible esta medida al resto de programas del grupo", desvelaba.

El programa vespertino, además de desvincularse de Antonio David, ha evitado emitir imágenes del exmarido de Rociito o buscar versiones alternativas a las contundentes revelaciones que la hija de Rocío Jurado ha hecho en la serie.

Esto contrasta, sin embargo, con el espacio que se le está dando a las declaraciones de Antonio David en los distintos programas de la cadena, donde se ha buscado constantemente su respuesta. De hecho esta semana no ha habido ni un sólo día en el que no se hayan recogido imágenes del exguardia civil. 

A lo largo de estos días, en Telecinco se ha abordado el supuestamente delicado estado anímico del excolaborador y se han recogido testimonios como el de su abogado o el de personas que desmienten algunos de los acontecimientos narrados por Rocío Carrasco, como es el caso de Rosa Benito.

También se ha dado la circunstancia de que, aunque ya estaba negociado de antes del estreno del documental, Rocío Flores ha debutado este viernes en El Programa de Ana Rosa para comentar Supervivientes. Sin embargo, su defensa a ultranza de Olga Moreno, la mujer de su padre, dice mucho del posicionamiento de la joven. 

De esta manera, la cadena no permite que el exguardia civil ofrezca directamente su versión sobre los hechos relatados por su exmujer, pero sí cuenta con personajes satélite que se encargan de tratar de desmontar a Rocío Carrasco. Esta paradójica situación se debe al afán de Telecinco, por un lado, de dar una imagen ejemplarizante despidiendo a Antonio David y, por otro, de seguir mediatizando el caso y contando con todas las partes del conflicto.

Se trata, por tanto, de un peligroso juego en el que la cadena mide al milímetro sus movimientos para garantizarse el espectáculo sin que se le vuelva en contra. El ejemplo más claro y reciente de ello se producía este jueves, cuando Olga Moreno se estrenaba como concursante de Supervivientes 2021.

Jorge Javier Vázquez se dirigía a ella para hacer una declaración de intenciones y tranquilizar a la concursante: "Para mí Olga Moreno es única y exclusivamente concursante de Supervivientes", le transmitía, obviando el hecho de que la diseñadora está en Honduras precisamente por ser la mujer de Antonio David Flores, un fichaje que la cadena se apresuró a cerrar antes de anunciar la docuserie de Rocío Carrasco, tal y como contó BLUPER en exclusiva.

Jorge Javier quiso tranquilizar a Olga Moreno en el estreno de 'Supervivientes'. Mediaset

El nombre de Olga Moreno como participante del reality se anunciaba el martes 16 de marzo poco antes de las tres de la tarde en Ya es mediodía. Apenas cinco horas después, tras toda una tarde cebando la noticia, Sálvame anunciaba el histórico testimonio de Rocío Carrasco que causaría el fulminante despido de Antonio David tras la emisión de los dos primeros episodios, pese a que la cadena contaba con la versión de la exmujer del colaborador varios meses antes.

Ahora, ya con Olga en Honduras, la cadena se esfuerza en hacerle ver que la isla será para ella un entorno seguro, de forma que pueda relajarse y acabar ofreciendo de forma natural un valioso testimonio sin tener que sentarse en un plató.

Y es que, en realidad, la cadena ha vetado físicamente a Antonio David, un miembro de su plantilla acusado de maltrato, pero no está dispuesta a renunciar a obtener rédito de todo lo que envuelve al personaje mediático al que, durante dos décadas, le han ofrecido vía libre para imponer su realidad.