Bluper TELEVISIÓN

El despido de Antonio David ya estaba pactado: Rocío Carrasco lo puso como condición

26 marzo, 2021 09:12

Noticias relacionadas

El despido de Antonio David ya estaba pactado desde hace tiempo ya que fue una de las condiciones que puso Rocío Carrasco para acceder a hablar en el documental Rocío, contar la verdad para seguir viva, según publica este martes La Razón tras consultar a tres fuentes distintas.

No obstante, desde el grupo de comunicación explican mediante comunicado que "lo publicado en La Razón con el titular "Rocío Carrasco pactó el despido de Antonio David hace un año" es falso".

Carlota Corredera anunciaba este lunes que, tras la emisión del pasado domingo de los dos primeros episodios de la serie documental Rocío, contar la verdad para seguir viva, habían decidido cesar cualquier vinculación laboral con Antonio David Flores.

Asimismo, según esta misma publicación, la hija de Rocío Jurado habría retirado todas las demandas que tenía interpuestas contra colaboradores, productoras y directores de la cadena de Mediaset España. 

Como ya recogimos este lunes, a pesar de que la productora y la cadena ya conocían el desgarrador testimonio de Rocío, no sólo decidieron mantener a Antonio David en nómina, sino que le utilizaron como cebo para calentar el estreno del domingo.

Pero, es más, Mediaset España intentó la semana pasada salvar el fichaje de su mujer, Olga Moreno, por Supervivientes 2021 antes de que todo este asunto le estallara en las manos y no hubiera vuelta atrás.

Fuentes próximas a la cadena trasladan a este medio que se precipitó la confirmación de la mujer de Antonio David como concursante oficial para poder anunciar la emisión del documental esa misma tarde. Así, según apuntan estas fuentes, Ya es mediodía tenía previsto dar ese día el nombre de su colaboradora Marta López como superviviente, pero a última hora se cambió la estrategia.

Esa decisión vino motivada por la firma, horas antes, del contrato de vinculación entre Olga Moreno y la productora de Supervivientes, una rúbrica que garantizaba su participación en el reality y daba vía libre a la cadena para activar la maquinaria de Rocío, contar la verdad para seguir viva, serie documental que llevaba varios meses guardada en el cajón esperando el momento idóneo para ver la luz.