Emilio Martínez Redacción | Agencias

Un senderista de 38 años desaparecido desde hace cinco días en el entorno del -Barranco del Infierno de La Vall de Laguar (norte de Alicante) es objeto de búsqueda por los servicios de emergencias tanto por tierra como desde el aire. 

Noticias relacionadas

Según el Consorcio Provincial de Bomberos de la Diputación de Alicante y la Guardia Civil, el desaparecido es vecino de Villajoyosa (Alicante) aunque oriundo de Langreo (Asturias).

El hombre salió de ruta de senderismo el pasado sábado e informó a su madre, que vive en Langreo junto a su padre, e incluso le envió fotografías, algunas de las cuales desde el barranco del Infierno, antes de que se perdiera la pista. Al no tener noticias de él, el lunes los padres acudieron a la comisaría del Cuerpo Nacional de Policía de la ciudad langreana para denunciar la desaparición.

Poco después, la Guardia Civil encontró el vehículo en un aparcamiento cercano al barranco del Infierno, un punto habitual de senderistas y amantes de la naturaleza enclavado en la Marina Alta alicantina, aunque sin que haya aparecido el hombre.

A las tareas se han incorporado varios helicópteros de rescate, entre ellos el Alpha Uno y Cero de los bomberos de Alicante, así como diversas unidades por tierra, incluida una unidad canina. 

Según la última actualización de la información, la Unidad Canina estuvo anoche hasta las 3:30 horas y esta mañana de viernes, a las 6:00 horas, se ha incorporado otra Unidad Canina del Parque de Benidorm. Además, se ha movilizado el Oficial del Consorcio de Bomberos de la Diputación de Alicante y el Sargento del Parque de Dénia. 

La Unidad Canina, anoche (madrugada del viernes), en el Barranco del Infierno de Alicante.

En breve (con información última de las 10 de la mañana) saldrá el Alpha 1 con el Grupo de Rescate, que irá hacia la zona del Barranco del Infierno "y se está valorando la incorporación a la búsqueda de la Unidad de Drones del Consorcio" de Bomberos. 

Una ruta exigente 

La ruta de senderismo de la Vall de Laguar conocida como el Barranco del Infierno o La catedral del senderismo es, sin duda, una de las más exigentes de la comarca de la Marina Alta, en particular, y de la provincia de Alicante en general.

Con una extensión de 14,4 kilómetros y con buena señalización en todo momento, la dificultad es alta debido al desnivel de las montañas por las que transcurre el recorrido. Durante la ruta subirás y descenderás en varias ocasiones, muchas de las veces "sobre infinitos escalones", se habla de unos 6.000, avisa el portal turístico de ComunitatValenciana.es

Según la documentación oficial, se realiza en unas 6 horas y 45 minutos. Se recomienda llevar suficiente agua, protector solar, gorra y comida. 

Un barranco accidentado

El lugar donde se busca al hombre desaparecido tiene un historial cargado de accidentes. Uno de los últimos ocurrió a finales de junio de 2020, cuando fue rescatado un senderista de 39 años tras resbalar en una poza. Socorrido por el parque de bomberos de Dénia, fallecería en el hospital más tarde aquejado por un politraumatismo grave. 

Este año también hay que lamentar fallecidos como el de una mujer, de 40 años, en ruta del Cavall Verd en la Vall de Laguar a principios de abril, cuando, caminando con un hombre por un tramo agarrado a una cuerda, se produjo un desprendimiento de roca que les hizo caer al vacío, unos diez metros. Testigos del accidente hicieron un fuego para advertir al equipo de rescate la ubicación de las víctimas. Junto al cadáver, los bomberos rescataron al varón, que había resultado herido con politraumatismos 

Poco antes, a mediados de febrero, fue rescatado con vida a un senderista y, a finales de mayo, a un escalador que hacía rapel y no pudo finalizar su escalada.