Torrevieja

El PSOE de Ximo Puig y su consellera Ana Barceló lo tiene claro: quiere "igualar" la calidad del servicio público y del empleo en la Comunidad Valenciana. Aunque sea para peor.

Noticias relacionadas

Por eso no dudan en enfrentase a todos ayuntamientos y los sindicatos, incluidos UGT y CCOO, a la hora de revertir a la Sanidad pública el departamento de Torrevieja, con 160.000 potenciales pacientes triplicados en verano y 1.700 trabajadores.

Y tampoco le importa hacerlo en contra de uno de sus socios de Gobierno, Podemos, que se ha posicionado claramente (ayer mismo con foto incluida) contra la creación de una empresa pública para asumir el personal del hospital y los centros de salud y ambulatorios de la zona.

Según explicó la portavoz podemita en las Cortes Valencianas, Pilar Lima, no quieren la empresa pública ni para Torrevieja, ni para los servicios de resonancias magnéticas ni la farmacia hospitalaria. Los tres ámbitos en los que se aplicará tras su creación, aunque en el caso del hospital se difumina en la documentación.

"Chantajes"

Entre tanto Compromís, sin apenas tirón electoral en la comarca alicantina de la Vega Baja, sigue posicionado en la indecisión. A los trabajadores, explican desde el comité de empresa, les dicen que sus socios socialistas no les informan de los pasos que se están dando. Los sindicatos no les creen y piensan que "están mareando".

Pero los nacionalistas no firman el documento del comité de los trabajadores contra la empresa pública. Fuentes del sindicato aseguran que su dirigente Aitana Mas les comentó extraoficialmente ayer que lo harán o no "dependiendo de con qué otras cosas les chantajeen los socialistas". 

Ayer, el PP registró una moción en la que insta "de manera inmediata" a la Generalitat a que convoque "una reunión entre el presidente, la consellera  y el Comité de Empresa del Departamento de Salud de Torrevieja, para explicar cuál es la alternativa que se ofrece a los trabajadores"

También, paralizar la tramitación del anteproyecto de Decreto Ley del Consell, por el que se autoriza la creación de la empresa pública de la Comunidad Valenciana. Y exigir a Barceló a que traslade a todos los grupos parlamentarios cuál es la propuesta que pretende ofrecer a los trabajadores.

Igualar en peor calidad

El pasado jueves, en la sesión de control de las Cortes Valencianas, la consellera a preguntas del diputado popular José Juan Zaplana, aseguró: "los trabajadores están mejor con la administración o con el modelo que se establezca, que con Ribera Salud".

Los trabajadores lo niegan. María José Ruiz, del Sindicato Independiente, explicó a este diario que esa afirmación es falsa. "El convenio de Ribera Salud es mejor que el de los trabajadores estatutarios de la Conselleria en todos los aspectos menos en uno, las 100 horas que trabajamos nosotros".

En este sentido, los trabajadores consideran que la "igualación" que quiere hacer el PSOE en la sanidad de la Comunidad Valenciana será una "igualación a la baja" en el caso de Torrevieja. Para los ciudadanos, que tienen la mejor ratio de listas de espera de la Comunidad. Algo reconocido por la propia Conselleria Y para los trabajadores en sus condiciones laborales.

"Ya lo dijo Ximo Puig en la Vega Baja. No puede haber una sanidad de primera y otra de segunda. Así que su idea es hacernos a todos de segunda", añadió Ruiz.