alicante

Sigue el desencuentro entre el personal del Hospital Universitario de Torrevieja y la Conselleria de Sanidad Universal. El rescate de la concesión de este centro, hasta el 15 de octubre en manos de Ribera Salud, preocupa a la plantilla, unos 1.400 fijos y otros 300 con diferentes modalidades de contrato, hasta el punto de que anuncian nuevas movilizaciones en Valencia tras advertir de la fuga de sanitarios. 

Noticias relacionadas

El último capítulo ha sido la respuesta negativa del Comité de Empresa al anuncio del gobierno valenciano de que había creado una empresa pública, a través de un decreto de proyecto de ley, para asumir al personal laboral de departamentos de salud públicos de gestión privada como es el caso de Torrevieja. 

"Rechazamos plenamente la creación de una empresa pública", dicen fuentes del Comité de Empresa. "Queremos una gestión directa, y eso es 100% pública", añaden. Explican estas fuentes, que se han reunido esta semana con el Comité de Empresa de Alzira, el primero rescatado por el Consell del modelo privado, que "la línea a seguir" por el departamento de Ana Barceló "debería ser el mismo que en Alzira". 

"Con una empresa pública la estabilidad de los trabajadores no es la misma y creemos que después de todo lo que ha pasado nos merecemos acabar con la incertidumbre y pasar a tener una estabilidad plena", aducen. 

A este respecto, y tras aclarar que bajo ninguna fórmula pasarían a ser funcionarios, en el caso de que pasaran a formar parte de la red pública como cualquier otro hospital de gestión directa, serían personal laboral con puesto a extinguir. Esto acarrea, por ejemplo, que cuando se jubilen, el puesto pasaría a ser estatutario (se rige por el estatuto marco). 

Asimismo, según los representantes de los trabajadores, depender de una empresa pública les llevaría a estar supeditados "de quien gobierne" y, a su vez, sufrirían cambios en la gerencia "constantemente".

Movilizaciones

Es por ello por lo que el Comité de Empresa de Torrevieja ha anunciado nuevas movilizaciones. Apoyados por el de Alzira, buscan el respaldo de Dénia y Vinalopó (Elche), los próximos hospitales que quiere revertir el Consell una vez se extingan sus contratos de concesión. 

Una de las fechas posibles, pendiente de confirmación, sería el próximo 30 de abril en las puertas del Les Corts. No sería la primera vez que protestan en Valencia, siendo ya habitual las concentraciones en las puertas del propio hospital. 

Partidos políticos

Ni Compromís, ni Unides Podem, miembros del Botànic, ni el Partido Popular, son partidarios del modelo de empresa pública para el hospital de Torrevieja. El gobierno valenciano “está llevando a los trabajadores a un callejón sin salida con un modelo oscuro y sectario que se traducirá en precariedad laboral y asistencial”, aseguró el portavoz de Sanidad del Grupo Parlamentario Popular, J.J Zaplana.

Desde Los Verdes de Torrevieja también creen que se está creando "confusión" y aboga por el diálogo y transparencia por parte de la Conselleria de Sanidad. Esto se une "al enquistamiento" que se ha provocado -aseguran- mediante la judicialización del procedimiento" y está complicando" la transición del cambio de la titularidad de la gestión del Departamento de Salud de Torrevieja de manos privadas a públicas, ya que la mercantil Ribera Salud, ha recurrido por dos veces las normas fijadas por la Conselleria de Sanidad. Desde Los Verdes apoyan la gestión directa y pública de este hospital.