Alicante

Ni por la pandemia, como ha defendido el Gobierno central, ni por los cambios normativos. Los retrasos que se producen a la hora de examinarse del práctico del vehículo se deben, apuntan las autoescuelas, a la "histórica merma" de examinadores que existe en todo el país, en general, y en la provincia de Alicante, en particular. 

Noticias relacionadas

Una reivindicación que comenzó hace más de una década, en 2009, y que se lleva repitiendo cada año y acentuando sobre todo en verano cuando más alumnos, sobre todo estudiantes, buscan sacarse el carné y menos examinadores se encuentran, al estar una parte de vacaciones y siendo el mes de agosto prácticamente inhábil. 

De ese último gran atasco venimos, y el malestar continúa. "Este problema endémico, año tras año se repite", señaló la Confederación Nacional de Autoescuelas "y que tanto daño hace al ciudadano y al sector de las autoescuelas", añadía el año pasado en un comunicado. 

Según el Instituto de Tráfico y Transporte, esta situación repercutió entonces en 300.000 alumnos esperando para poder sacarse el práctico del carnet. Un año después, en julio de este año, se habría pasado a 800.000 alumnos.

¿Es Capa la solución? 

La solución que ha venido implantando la Dirección General de Tráfico ha sido Capa, un sistema que se ha introducido hace muy poco tiempo en la provincia de Alicante y que, según el Gobierno, se basa en un algoritmo que permite ajustar y “repartir la capacidad de examen de cada jefatura provincial entre la demanda de las autoescuelas de la zona". 

El objetivo ha pasado a ser el de premiar "con más tiempo de examen a las autoescuelas con mejor porcentaje de aprobados". El problema, sin embargo, se reproduce a juicio de Paco Serrano, de autoescuelas Trafik de Alicante y Elche, en que la DGT "tiene una capacidad de exámenes dependiendo de los examinadores y si un examinador examina todos los días a 10 alumnos, si tienen 20 examinadores en la provincia, pueden hacer 200 exámenes, más no". 

Así, esos 200 exámenes se reparten entre las escuelas que hay, "mejor dicho entre los alumnos y a cada escuela nos dan una serie de minutos". De esta forma, cada examen de coche, si es 30 minutos, "si te dan mil minutos entre 30 minutos, pueden llevar a 10 alumnos máximo", señala. 

Esto genera, prosigue el responsable de la autoescuela que más permisos de conducir hace de la Comunidad Valenciana, que "el problema pase a nosotros, porque dependiendo de la capacidad de las escuelas que dan más minutos a otros, al final como mínimo la espera es de 3 meses".  

¿Entonces? La DGT al final "lo único que han hecho es cambiar el problema de sitio y cuando un alumno se queja del retraso, dicen que es por culpa de tu autoescuela y no es así. Yo cuando tengo trabajo contrato trabajadores, Tráfico, cuando tiene tanta demanda, no actúa igual, cuando debería contratar a más examinadores", sentencia. 

Altos suspensos

"Cuando un alumno aprueba el teórico no sabemos decirle cuánto tiempo tendrá que esperar para intentar el práctico", y si, en cambio, suspende en práctico, vuelta a empezar. Porque según datos oficiales, la provincia de Alicante no llega al 50% de aprobados en lo que llevamos de este año, un 10% más que en 2020-