Alicante

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche a un ciudadano belga buscado por las autoridades alemanas por su supuesta relación con el tráfico de marihuana. Su responsabilidad, según recoge Efe, habría sido adquirirla y encargarse de su transporte desde la provincia de Alicante hasta el país germano.

Noticias relacionadas

La detención se produjo en un control ordinario de la Unidad de Prevención y Reacción de la comisaría en Elche. Como informa la Policía Nacional a los agentes que estaban al tanto les llamó la atención un vehículo que no redujo la velocidad y al que consiguieron parar.

Al comprobar las identificaciones, los policías descubrieron la razón para ese comportamiento extraño al ver el control. El copiloto tenía en vigor una orden europea de detención y entrega, dictada por Alemania en abril de este año.

En ella se especificaba que las autoridades germanas le buscaban para juzgarlo como acusado de un supuesto delito de tráfico de drogas. Un cargo por el que se enfrentará a una pena de quince años de prisión.

Casi 500 kilos

Los hechos a los que se refiere la Orden de Detención tuvieron lugar en mayo de 2020. En plena pandemia, el acusado presuntamente formaba parte de una organización criminal como encargado de adquirir la droga en España y remitirla a Alemania.

¿Y qué había sido capaz de movilizar cuando las restricciones a los viajes entre los países estaban tan limitadas? Según la Policía Nacional, el hombre habría traficado con 494 kilos de marihuana. Una mercancía cuyo valor en el mercado se estima en unos 2,2 millones de euros.

El detenido fue trasladado a la Comisaría de la Policía Nacional de Elche y conducido al Juzgado Central de Instrucción número dos de la Audiencia Nacional. Allí será donde se encarguen de realizar los trámites correspondientes para en su caso ejecutar la orden de extradición.

Actuaciones en Valencia

El tráfico de drogas ha seguido este domingo generando actividad para la Policía Nacional. Según señalan sus fuentes en Valencia y Albal se ha detenido a ocho personas, tres hombres y cinco mujeres, de entre 28 y 72 años, de origen español, como supuestas autoras de este tipo de delito de tráfico de drogas.

Los agentes han intervenido en tres operaciones policiales contra la producción y distribución de sustancias estupefacientes 38 gramos de heroína, unos diez kilos de marihuana, 45 gramos de hachís y algo más de 4.000 euros, así como un revólver, una pistola de aire comprimido y un cuchillo de caza, entre otros efectos.