Alicante

La Guardia Civil ha detenido en Torrevieja a 10 hombres de edades comprendidas entre los 17 y los 57 años, y a una mujer de 56, como presuntos autores de los delitos de usurpación de vivienda, defraudación de fluido eléctrico, contra la salud pública y pertenencia a organización criminal.

Noticias relacionadas

De los once detenidos, el juzgado de instrucción número dos de Torrevieja ha ordenado el ingreso en prisión comunicada y sin fianza de nueve de ellos, según recoge Efe Uno de estos ha quedado en libertad con cargos y el último, menor de edad, ha quedado en custodia de sus familiares.

El modus operandi consistía en que el líder, un hombre de 25 años, elegía las viviendas a usurpar en la zona de Torrevieja y una vez ocupadas las destinaba bien a la venta por un precio ínfimo (se sospecha entre 500 y mil euros, aunque no se ha podido confirmar), o bien las reconvertía en un punto de venta de drogas.

Si las iba a vender, antes de hacerlo, sacaba los objetos de valor y los almacenaba en casa de sus padres a la espera de obtener beneficios con su venta posterior. Para acondicionarlas y dejarlas aptas para vivir sin necesidad de pagar luz o agua, una persona de su confianza manipulaba las instalaciones eléctricas y las de agua y las enganchaba ilegalmente.

Mercadillo de la droga

Si escogía la opción de establecer un punto de venta de sustancias estupefacientes (marihuana y hachís principalmente, aunque también cocaína), primero se aseguraba el autoabastecimiento. Para ello creaba su propia plantación de marihuana, y después mandaba a sus subordinados a trabajar, bajo un estricto horario de largas jornadas. Entre estos hombres había un menor de edad, hijo a su vez de otro vendedor.

La Guardia Civil ha indicado que diversos puntos de esta venta ilegal se ubicaban en las inmediaciones de un colegio de educación infantil y primaria. Allí seguían realizando de manera regulari las transacciones de las sustancias.

Las investigaciones finalizaron con la entrada y registro de 6 domicilios, de forma simultánea. En ellos se aprehendieron 120 gramos de hachís, 130 gramos de marihuana, varias dosis de cocaína, 188 macetas preparadas para el cultivo, unos 1.500 euros en efectivo, 10 relojes procedentes de posibles robos en vivienda, un teléfono móvil que figuraba como sustraído.

En uno de los puntos de venta se halló también un machete de grandes dimensiones, empleado posiblemente para defenderse de cualquier altercado que pudiera surgir con los compradores. Las investigaciones continúan abiertas y no se descartan nuevas detenciones.

En la explotación de la operación, los agentes del Área de Investigación del Puesto Principal de Torrevieja han contado con el apoyo de agentes del Área de Prevención de la delincuencia del mismo Puesto, de la Unidad de Seguridad Ciudadana (Usecic) de Torrevieja, así como del Servicio Cinológico de la Comandancia de Alicante (can detector de sustancias estupefacientes).