Alicante

Agentes de la Policía Nacional han detenido en la localidad de Torrevieja (Alicante) a dos hermanos narcotraficantes huidos de la justicia y reclamados por las autoridades británicas por tráfico de drogas, blanqueo de capitales y lesiones, entre otros delitos.

Noticias relacionadas

Ambos estaban encargados del tráfico, distribución y cobro de la droga y, además, el de menor de edad realizaba vuelcos -robos de cocaína a otras organizaciones criminales- utilizando para ello una gran violencia, según informaron fuentes policiales.

Asimismo, el mayor de los dos, era buscado también por participar en la ejecución de un robo con violencia de más de un millón de libras.

La detención se produjo después de que los criminales arremetiesen contra un coche de la Policía para tratar de huir después de ser identificados, pero finalmente fueron interceptados y reducidor. 

El caso se inició en agosto de 2020, cuando, a través del Oficial de Enlace de la NCA –National Crime Agency-, se comunicó a la Policía Nacional la posible presencia en nuestro país de estos dos hermanos, líderes de una organización criminal dedicada al tráfico de cocaína y cannabis a gran escala.

Rápidamente, los agentes comenzaron las investigaciones en España para dar con el paradero de los fugitivos. Las pesquisas se mantuvieron durante meses debido a que los buscados utilizaban identidades falsas que dificultaban la labor de investigación.

También realizaban desplazamientos siguiendo meticulosas medidas de seguridad, por lo que los agentes decidieron actuar con mucha cautela para evitar que se pudiese producir una fuga. 

Escondidos en la costa de Orihuela

Avanzada la investigación los agentes establecieron la provincia de Alicante como el lugar más probable para su residencia, por lo que la búsqueda se acotó a los municipios con abundante presencia británica en el sur de la Comunidad Valenciana.

Ya en diciembre de 2020 se decidió centrar la búsqueda en el municipio de Orihuela, localidad que cuenta con una de las mayores comunidades de británicos en España. Esta característica era aprovechada los detenidos para pasar desapercibidos con mayor facilidad, ya que son muchos los residentes ocasionales de Reino Unido que se mueven en esta zona durante todo el año. 

Una vez localizada su residencia, los investigadores establecieron un dispositivo de vigilancia y observaron a los dos hermanos a bordo de un vehículo en compañía de otras dos personas.

Al verse descubiertos, intentaron huir embistiendo a uno de los vehículos policiales pero, a pesar de la gran violencia y resistencia que opusieron, todos ellos fueron finalmente detenidos y puestos a disposición judicial.