Alicante

La Guardia Civil de Alicante, en un dispositivo de prevención de la delincuencia llevado a cabo en Torrevieja, ha detenido a un ciudadano alemán que transportaba en su coche 23 kilogramos de cogollos de marihuana, con destino a su país de origen.

Noticias relacionadas

A mediados del pasado mes de mayo, varias patrullas del Puesto de Torrevieja se encontraban realizando un control rutinario de indentificación de vehículos cuando avistaron un turismo, con placas de matrícula alemanas, que les indujo a sospecha.

Durante la identificación, los agentes se percataron de que el conductor se ponía demasiado nervioso, por lo que decidieron realizar un registro del vehículo. En los asientos traseros del habitáculo llevaba una bolsa de grandes dimensiones de plástico de color negro. Y en el maletero, otras ocho bolsas de idénticas características.

Al proceder a su apertura, los agentes comprobaron que en su interior ocultaban cogollos de marihuana secos, prensados y envasados al vacío, de modo que no desprendían el fuerte olor característico de esta sustancia, haciendo difícil detectarla desde el exterior. Además, llevaba 2.834 euros en efectivo, en fracciones de diverso valor.

El conductor del vehículo, que viajó él sólo hasta España desde Alemania, al parecer, con intención de trasladar la droga al norte de Europa, fue detenido como presunto autor de un delito de tráfico de drogas. Se trata de un hombre de 30 años y nacionalidad alemana.

El día 22 de mayo fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Torrevieja, que decretó su ingreso en prisión sin fianza. La marihuana, que arrojó un peso de 23 kilogramos, así como el dinero, fueron incautados y puestos a disposición de la Autoridad Judicial.

La importancia de controles

Los controles aleatorios en entradas y salidas de los municipios españoles, realizados tanto por la Guardia Civil como por la Policía Nacional, suelen dar sus frutos. Es por ello que se realizan con regularidad, y no solo en horas 'conflictivas' como por ejemplo, en las madrugadas para 'cazar' a conductores bajos los efectos del alcohol o de las drogas. 

Son frecuentes los controles a cualquier hora de la jornada, algo que saben bien los conductores. Desde 2018 se ha venido incrementando los conocidos como controles dinámicos que consiste en llevar a cabo paradas aleatorias de vehículos aleajadas de las ubicaciones típicas de los controles rutinarios, haciéndose valer del 'factor sorpresa'. 

Asimismo, desde el primer estado de alarma, ambos tipos de controles se han visto aumentados por orden del Gobierno central para evitar el incumplimiento de los toques de queda, habiendo sido propuestos para sanción numerosos ciudadanos.