Alicante

Agentes de la Policía Nacional han detenido en Elche a un varón de 54 años de edad acusado de un delito de daños al colapsar mediante incesantes llamadas la Sala Operativa del 091 de la Policía Nacional en la provincia de Alicante.

Noticias relacionadas

Cabe recordar que la Sala Operativa del 091 es el órgano de coordinación operativa y en el caso de Alicante se encuentra en la Comisaría Provincial y desde allí recibe y da respuesta inmediata a las solicitudes de ayuda y demandas de información de los ciudadanos de toda la provincia de Alicante en demarcación de la Policía Nacional. También coordina y distribuye a las dotaciones policiales para optimizar los tiempos de respuesta.

El arrestado había realizado casi 600 llamadas al 091 desde diferentes números de teléfonos móviles en menos de siete días, de manera continua e intencionada, resultando todas ellas injustificadas "ya que ni le ocurre nada ni requiere ningún servicio", asegura el cuerpo policial en un comunicado. "Tan incesantes llegan a ser estas llamada durante cortos periodos de tiempo que colapsan la aplicación informática, impidiendo atender las llamadas entrantes de verdadera urgencia", añaden.

Por todo ello, agentes del Grupo I de Investigación de la Policía Judicial de la Comisaría de Elche, tras el informe elaborado por los responsables de la Sala del 091 y una vez identificado plenamente al autor de los hechos establecieron un dispositivo policial en aras dar con el mismo. Consiguiendo finalmente ser localizado por una patrulla de Seguridad Ciudadana siendo detenido y trasladado a dependencias policiales, donde los investigadores le imputaron un delito de daños por colapsar de manera intencionada el Servicio del 091 de Alicante.

Al detenido además le constaba una reclamación judicial emanada de un Juzgado de lo Penal de Alicante para que entrara en prisión por un delito de lesiones. El arrestado, de nacionalidad española y con más de una treintena de antecedentes policiales, fue puesto a disposición del Juzgado de Instrucción de Guardia de Elche.

Preso fugado

Por otro lado, la Guardia Civil ha detenido en Guardamar del Segura a un preso fugado (español de 31 años) de la prisión de Picassent (Valencia) desde diciembre de 2020. También le constaban otras tres requisitorias para su ingreso en prisión de otros tres juzgados.

Fue a través de la colaboración ciudadana que se tuvo conocimiento de que había un hombre que pudiera estar implicado en una ocupación de inmuebles, en cierta zona de la localidad de Guardamar. La patrulla lo encontró mientras circulaba con su vehículo y le dio el alto para identificarlo correctamente.

Como documento que acreditara su identidad, este individuo aportó un permiso de conducir que generó ciertas dudas. Tras analizarlo, se comprobó que estaba a nombre de una persona de la provincia de Cuenca, que carecía de antecedentes penales, pero que era falso.

Cuando finalmente se consiguió obtener la identificación indubitada de la persona que la Guardia Civil tenía delante, resultó que era un preso fugado del centro penitenciario de Picassent (Valencia), sobre el que además recaían tres requisitorias en vigor, de ingreso en prisión, de dos juzgados de Lo Penal de Alicante y un Penal de Santander (Cantabria).

Este hombre español, de 31 años, acabó como presunto autor de un delito de falsedad documental, usurpación de estado civil y contra la seguridad vial, al carecer de permiso de conducción, a lo que se le sumó el quebrantamiento de condena y las requisitorias de los juzgados. Ya ha entrado en prisión.