Alicante

El colectivo de profesores a favor del sistema bilingüe (Docentes por la Libertad Lingüística) ha hecho balance de los primeros recursos de las familias contra la imposición del valenciano en Secundaria y FP en el próximo curso. Un millar de familias ya ha interpuesto un recurso ante Conselleria sólo en una comarca de Alicante a través del servicio jurídico gratuito que han puesto en marcha.

Noticias relacionadas

"Pese a las muchas dificultades y la campaña de desinformación desarrollada por Conselleria, más de 2.000 padres y madres (deben firmar los dos) han presentado recursos contra los proyectos lingüísticos tan sólo empleando los servicios del despacho Chapapría-Navarro & Asociados", han señalado.

Los profesores acusan a los responsables políticos de la Conselleria de haber "desoído el clamor del pueblo valenciano contra una ley que arrebata a sus hijos el derecho a estudiar en su lengua materna". "De nada han servido la oposición unánime de las asociaciones de padres y madres, de nada han servido las masivas manifestaciones que durante dos años se han desarrollado en diversos rincones de la Comunidad", han añadido.

Tampoco han tenido mejor suerte la oposición firme de los Consejos Escolares que han rechazado la medida política que empobrece la calidad de la educación para más del 60% de los niños valencianos. Por eso acusan al "interés político del nacionalismo, al que se le ha entregado el destino de nuestros hijos, está muy por encima de cualquier consideración didáctica, social y de derecho de los ciudadanos".

La campaña

Este diario ha ido informando como varias asociaciones en defensa del derecho de los estudiantes, entre la que se encuentra la Plataforma AMPAS Vega Baja y la Plataforma de Docentes por la Libertad Lingüística, han animado a las familias a presentar recursos administrativos contra la aprobación de los respectivos Proyectos Lingüísticos en cada centro de secundaria.

Pese a todo, nadie esperaba la masiva respuesta dado que, como ya se ha dicho, han sido miles los padres que han firmado los respectivos recursos contra la imposición del valenciano. Se trata de una movilización administrativa que no tiene precedentes en la Comunidad Valenciana. 

Gracias a los medios materiales y tecnológicos, pero sobre todo, a su amplio equipo de profesionales, el bufete ha sido posible gestionar la redacción y procesamiento de los recursos. "Hasta el punto que, durante la fase final de remisión de los recursos, se llegó a enviar un recurso cada seis minutos, día y noche, durante los cinco días más intensos de esta fase de la tramitación", han añadido.

"Cuando los responsables de Conselleria consigan reponerse de lo que a buen seguro ha sido la respuesta administrativa más contundente de la historia, contarán con tres meses para dar respuesta a la documentación remitida", señalan. A esos habrá que sumar los recursos presentados por otras asociaciones y en otras comarcas de la Comunidad.

"La Plataforma de Docentes es plenamente consciente, y así lo ha declarado siempre, que este recurso administrativo no es más que el necesario primer paso. De la conocida cerrazón al diálogo de los nacionalistas, a los que a día de hoy está entregada la educación de nuestros hijos, no cabe esperar ni el respeto a los derechos humanos ni a las leyes vigentes en nuestra nación", anuncian.

Por lo que seguramente Conselleria volverá a torcer la ley en su provecho y abocará a recurrir a los tribunales que ya han propinado repetidos varapalos judiciales al conseller Marzà.

Exención

La Plataforma de Docentes ha aprovechado la rueda de prensa para recordar a los padres de municipios de predominio castellano que, si no solicitan la exención del uso del valenciano, perderán cualquier posibilidad de reclamación. En la práctica, "estarán aceptando la imposición del valenciano como lengua vehicular en la enseñanza de sus hijos". Por ello, la Plataforma anima a los padres a solicitar masivamente este año la exención, de cuyo procedimiento informará a través de su página web.