Alicante

Radiante tras volver de Ruan, Josep Vicent celebra la acogida en Francia de la música española. Allí ha estado esta semana dirigiendo a la formación de la Opéra de Rouen Normandie con un repertorio centrado en compositores como Falla y Chapí.

Noticias relacionadas

"Ha sido un placer ver cómo nuestra música llega a otros países con la fuerza con que lo hace", cuenta a su regreso. Es una muestra más de la reactivación de la movilidad cultural, como ya ha hecho la propia ADDA Simfònica que acaba de pasar por Santander.

"El público de Santander siempre es muy exigente", recalca el director, "y acabar en ese auditorio con ovación y tres bises es algo muy especial". Una emoción que sintió desde el mismo momento en que vio llegar las cajas de los instrumentos desde Alicante. "Ahí se unía la satisfacción profesional y también la personal por ver que es un proyecto de mi tierra".

Se empieza a cumplir así uno de los objetivos que se había marcado la orquesta, llevar la marca Alicante mucho más allá de la Comunidad Valenciana. "El año pasado ya teníamos una agenda bastante amplia de eventos y se tuvieron que ir retrasando", cuenta, "y ahora se están reemprendiendo".

Marca Alicante

Este verano, como adelantó en la presentación de la nueva temporada del auditorio, visitarán el Festival de Pollença y Madrid. Otras citas, como Stresa en Italia o China que las tenían para 2020, se retrasan hasta 2022. 

La marca Alicante viaja también con el repertorio escogido. "Cuando hablo con la dirección artística del teatro sobre el programa que queríamos hacer, pensamos en uno que creara un puente entre las músicas", explica. Su idea, prosigue era ver "la influencia española en la música foránea, en especial la francesa".

Eso llevaba "de forma indiscutible" a un periodo concreto de finales del XIX. En aquella época, obtuvieron un gran éxito autores como Édouard Lalo con su Sinfonía Española opus 21 y Georges Bizet con su Carmen.

Chapí en Ruan

¿Y qué podía aportar Josep Vicent? El director del ADDA tenía claro qué podía llevar a Ruan, "obviamente, una referencia alicantina como la obertura de La revoltosa. Y es un orgullo que se añada".

Estrenada rozando el siglo XX, el sainete lírico de Ruperto Chapí ha hecho "disfrutar profundamente" a la orquesta de la Opéra de Rouen Normandie. "Es música muy buena, muy bien escrita, muy clara y muy orgánica. Tiene una energía incuestionable", remarca orgulloso el director de Altea.

Y a todos esos halagos que hace a la obra de Chapí añade un objetivo, popularizarlo más. "No es suficientemente conocido para el nivel de calidad que tiene y por eso tenemos una responsabilidad los intérpretes y los programadores. Tenemos que conseguir que sea una música absolutamente presente. La suya y la de muchos otros".

Estrenos

Esa vocación la van aplicando temporada a temporada en el Auditorio. "Siempre he tenido un compromiso con nuestra música", sostiene con orgullo. Una labor que aplica al cuidar una parte del presupuesto que maneja en el ADDA para encargar la creación de piezas que allí estrena

David Mora, compositor nacido en Callosa del Segura, es la última prueba de ello. Sus Universos se estrenaron el pasado 1 de mayo. Y para septiembre Josep Vicent promete que habrá más. "Es un lujo poder ser parte de ese proceso de exportar la música que nos representa".

Seguir creciendo

El reciente premio al Teatro Real avala el buen hacer del sector musical en España. "Pienso que Joan Matabosch ha hecho un trabajo indiscutible en el Teatro Real y le he felicitado por ello", apunta. "Es un premio que sitúa a nuestra casa de la ópera nacional como la mejor del mundo, aunque los premios sean relativos, pero en este caso es muy importante".

Ese orgullo que siente al ver el reconocimiento internacional a un compañero, también lo siente cuando ve lo que se hace desde el centro que dirige. "No encuentro ahora mismo un lugar tan conectado con una orquesta como en ADDA Simfònica. Ahora mismo, para mí, es la orquesta perfecta".

Y para conseguir eso agradece también el apoyo recibido. "Estoy absolutamente agradecido del trabajo que hacemos con la Diputación porque me ha mostrado que se puede hacer dignamente y que para ellos el ADDA es su estandarte musical. El presidente Carlos Mazón y la vicepresidenta Julia Parra me han mostrado un compromiso clarísimo tanto en los momentos fáciles como en los difíciles", concluye.