Elda

"Debido a la situación sanitaria por covid-19 en la que aún nos encontramos". Así justifica la Junta Gestora de las Fallas de Elda la suspensión de las fiestas de este año. Previstas para los días 23 a 26 de septiembre, estas son una de las primeras celebraciones populares que caen tras el anuncio el lunes de que se podrían organizar eventos a partir de ese mes.

Noticias relacionadas

La decisión se ha producido en la noche del jueves tras la reunión de los representantes de las comisiones con el Ayuntamiento de Elda. En este encuentro pesaron mucho, como así especifican en un comunicado, "la imposibilidad de saber el momento en que las medidas restrictivas derivadas por la situación sanitaria dejarán de surtir efecto".

El encuentro del lunes de la Conselleria de Sanidad con los representantes de las Fallas de Valencia es la otra clave para esta suspensión. En aquel encuentro ya se especificó que sus bases se irían aplicando para el resto de fiestas populares que se organizan en la Comunidad Valenciana.

La Junta Gestora de Elda recuerda que las medidas de seguridad que exige Sanidad "se realizarán de manera desescalada, por fases y lentamente". A eso suman la "incerteza" por "garantizar que las Fiestas de Fallas de Elda para el año 2021 se celebren bajo el amparo de una seguridad, normalidad sin incidentes y percances que puedan derivar de la pandemia".

El avance de la vacunación en la Comunidad Valenciana permite ya esa organización de eventos. Pero, como marca Sanidad, hay que seguir unos mínimos de distancias y números de asistentes. Desde las Fallas de Elda recuerdan que "todos debemos ser conscientes de que la situación aún no permite la celebración con seguridad de actos que conlleven concentración masiva de personas".

Si las Fallas se suspenden por segundo año consecutivo, lo que sí dejan abierto en el comunicado es el estudio del "desarrollo de alguna actividad en concreto, siempre contando con la supervisión y aprobación de las autoridades competentes y especialmente sanitarias". E insisten en que "a pesar de encontrarnos en una circunstancia más positiva que el año pasado se debe extremar la precaución".

La suspensión de las Fallas de Elda tras el anuncio de Sanidad de que se podrían organizar eventos populares refleja las dificultades que atraviesa el sector. Por ello muestran su solidaridad "con las fiestas no solo del fuego sino en general que ya han sufrido la suspensión o traslado de sus fiestas y calendarios festeros hasta el próximo ejercicio".

Queda por ver cuál será la postura del Gremio de Artistas Falleros y de Hogueras. Estos ya anunciaron en un comunicado esta semana que podrían plantear acciones en caso de no celebrarse en Valencia y Alicante por considerarlo "una rescisión unilateral del contrato". A ellos se dirige la Junta General cuando dice que estas decisiones "muy a nuestro pesar tenemos que tomar en vista de las circunstancias".