Alicante

La demora que existe en la apertura del Centro Específico de Enfermos Mentales (CEEM) de Alcoy ha puesto de relieve la tensión entre consellerias que no quieren quedar como las responsables de unos retrasos que se prolongan en el tiempo. Se tratan de la de Políticas Inclusivas y la de Hacienda, cuyos titulares protagonizaron hace unos meses un duro enfrentamiento a cuentas de la aprobación del presupuesto de la Generalitat.

Noticias relacionadas

Con respecto al caso de Alcoy, y tras las denuncias formuladas por el Partido Popular este martes quejándose de que 60 familias siguen a la espera de su puesta en marcha tras diez años de retrasos, la conselleria de Igualdad y Políticas Inclusivas se ha defendido alegando que su apertura no dependía de este departamento, sino del de Hacienda. 

"Una vez finalizado el primer Estado de Alarma y regularizada la situación de las personas que se encontraba en el centro, la Conselleria procedió hace 7 meses a solicitar a la Conselleria de Hacienda la autorización para comenzar la contratación del personal, algo que sin el permiso de Hacienda es imposible iniciar", señalaba la conselleria de Mónica Oltra.

Una aclaración que era acompañada por un párrafo que cargaba el peso de la culpa en Hacienda: "En estos momentos la Conselleria de Igualdad, junto a la ciudadanía de Alcoi, sigue esperando esa autorización para poder poner el centro en marcha".

Hacienda responde

Preguntado al departamento del conseller Vicent Soler, responden que no son siete meses de espera, sino un mes y que tienen previsto que "en cuestión de días quede solventado". 

Estas mismas fuentes aluden a que hace 7 meses se recepcionó y se solicitó autorización del presupuesto para dotar de personal el centro de Alcoy, "pero se ha tenido que solventar cuestiones legales como la masa salarial de los empleados y se solucionó", añade. Por lo tanto, se volvió a solicitar, insiste, hace un mes y no hace más de medio año. 

Más trámites

Con este trámite de Hacienda, el centro tendría luz verde para contratar a personal. Sin embargo, desde el PP cuestionan que sea el último trámite antes de que el inmueble pueda estar operativo. "Además de contratar personal, la Generalitat debe resolver otros trámites: la autorización del edificio como centro para personas con enfermedades mentales y el proyecto de licencia ambiental", asegura el diputado autonómico Fernando Pastor.

“La mala gestión, la dejadez y también la mala relación entre PSOE y Compromís en el Gobierno valenciano está retrasando la apertura del CEEM”, ha recalcado. Porque a juicio del PP, el gobierno del PSOE, Compromís y Podemos no tiene clara fecha alguna para la apertura del edificio y eso es, en estos momentos, un claro ejemplo de irresponsabilidad y una muestra de la falta de compromiso e implicación de Ximo Puig y Mónica Oltra con un colectivo tan especial como es el de los enfermos mentales”, ha dicho Pastor.

Sobre la contratación de personal, el parlamentario popular asegura que el Consell no ha previsto la necesidad de contratar a profesionales "solo a partir de septiembre" cuando la Conselleria de Políticas Inclusivas pidió a la de Hacienda que inicie los trámites para crear los puestos de trabajo.

Impagos del PP

A su vez, el cruce de acusaciones ha llevado a Políticas Inclusivas a "recordar" al PP que el centro para personas con enfermedad mental de Alcoy inició las obras en 2010, "y los impagos por parte del antiguo gobierno del PP obligaron a paralizar las obras que fueron retomadas con el Consell del Botànic".

Más tarde, el Ayuntamiento recepcionó la obra de forma definitiva en 2019 y lo pasó a la Conselleria que, "de forma inmediata", invirtió 343.000 euros en el equipamiento del centro, que se utilizó como CATE (centro de atención temporal de emergencia) durante la pandemia.