Sergio Sampedro Andrea Reinosa

Un hombre de 70 años de nacionalidad finlandesa ha sido detenido como presunto autor del descuartizamiento de su pareja sentimental, una mujer compatriota de 68, parte de cuyos restos mortales han sido hallados este jueves en un contenedor del casco urbano de Torrevieja por parte de un mendigo.

Fuentes de la investigación han informado a EFE de que la detención por este supuesto crimen machista se ha producido a última hora de la noche y que no constan denuncias previas entre ambos ni ningún antecedente de violencia.

Imágenes grabadas por cámaras de vigilancia cercanas al contenedor donde se encontraron los primeros restos han facilitado la identificación y localización del supuesto homicida, en cuyo domicilio de la ciudad torrevejense se ha realizado un registro que sigue a última hora de la noche.

Restos humanos

Noticias relacionadas

El arresto se produce solo unas horas después de que un indigente se encontrara en torno a las 13.45 horas dentro de un contenedor de la calle Luis Cánovas Martínez, muy cerca de un supermercado y del instituto Libertas, las dos piernas y un brazo de la víctima.

La policía judicial de la Guardia Civil se hizo cargo de la investigación con un amplio dispositivo para tratar de localizar más restos en contenedores de basuras de las calles cercanas, como en la calle Silvia Martínez Santiago.

En uno de los contenedores situados en esta última calle y junto a la urbanización 'Arco' los agentes han trabajado durante varias horas y han extraído hasta cerca de las 22 horas varias bolsas con restos, algunos de los cuales podrían ser de la víctima.

También se ha efectuado el registro de una de las viviendas de dicha urbanización, donde presumiblemente residía la pareja.

Además de esta búsqueda, se ha paralizado provisionalmente la recogida de basuras en Torrevieja para hallar más restos y también se indaga en los vertederos donde se han podido depositar las basuras, tras su recogida y transporte por los camiones. 

La voz de alarma la ha dado este viernes por la mañana un mendigo, que se ha encontrado dos piernas y una mano en un cubo de basura. Los investigadores han confirmado rápidamente que se trataba de una mujer, en principio sin identificar, y han procedido a investigar la zona y a buscar pistas en las cámaras de videovigilancia del recinto. 

Han sido finalmente estas grabaciones las que han permitido a los agentes identificar al presunto culpable, el compañero sentimental de la mujer, y proceder a su detención.