Sergio Sampedro Redacción | Agencias

El presidente de la Generalitat, Ximo Puig, ha afirmado que espera que la vacunación del segmento de edad de 30 a 20 años pueda comenzar a finales de julio o principio de agosto, pero dependerá de los suministros de vacunas que lleguen a la Comunidad Valenciana.

Noticias relacionadas

El presidente hace este anuncio pese a que la región es una de las que más lentamente está vacunando del país; de hecho, el porcentaje de ciudadanos vacunados está por debajo de la media nacional en todas las franjas de edad menos en la de los mayores de 80 años, según los datos del Ministerio de Sanidad. 

El objetivo del Gobierno valenciano es mantener el rumbo fijado por el Ejecutivo central y tener a un 70% de la población vacunada a finales de verano. De hecho, el conseller de Educación explicó esta semana que se estaba estudiando suministrar dosis a escolares mayores de 12 años a partir de septiembre.

Puig ha hecho estas declaraciones visitar la base de la ONU de Quart de Poblet, y ha pedido mantener la prudencia y la cautela porque todavía estamos en pandemia y los jóvenes son el segmento más vulnerable al no estar vacunado.



"Es necesario mantener todas las precauciones, sé que es muy complicado y los jóvenes han hecho un gran esfuerzo todo este tiempo pero apelo a la buena voluntad, a divertirse pero con las condiciones que no son de normalidad", ha apuntado.



Tras el inicio de la vacunación en la edad de 39 a 30 años este lunes, "habrá que ver si es posible que a finales de este mes o principios de agosto se avance en la administración de vacunas a los jóvenes de 30 a 20 años". Según Puig, cuando un sector de edad está protegido "el virus avanza hacia otros sectores más vulnerables".



El presidente ha precisado que ahora está disminuyendo la aportación de vacunas de Pfizer pero se va a disponer de más dosis de Moderna, mientras que AstraZeneca solo se utiliza ya para mayores de 60 años y la población a partir de esa edad estará vacunada prácticamente "al 100%" en diez días.



A partir de ese momento, AstraZeneca quedará "en situación de no vacunación" dado que no quedarán grupos que se puedan vacunar con esta vacuna y, por otra parte, Janssen está limitada a 30 años.



Pese a estas limitaciones, la vacunación, según dijo, "avanza bien", y se está combinando "prevención y vacunación", según Puig, que ha vuelto a pedir a los jóvenes "la mayor prudencia y cautela posible".