Sergio Sampedro Redacción | Agencias

Nueva señal de alarma entre el sector turístico nacional y, más concretamente, en el que más depende del segmento vacacional, el de sol y playa. El Gobierno prepara una ecotasa para gravar los viajes en avión y que estaría incluida en el plan de recuperación que se ha enviado a Bruselas, según ha adelantado este jueves el diario La Información.

Noticias relacionadas

Este nuevo impuesto gravaría los desplazamientos en este medio de transporte como medida disuasoria, algo que ya se había planteado con anterioridad pero que la pandemia había paralizado por motivos obvios: las restricciones de movilidad que se han pues en marcha desde marzo de 2020 y que han hundido a industrias como la turística, que en España supuso en 2019 el 12,4% del PIB.

Esta nueva tasa afectaría especialmente a aquellos destinos que más dependen de sus aeropuertos, como las islas o la Costa Blanca (El Altet es el quinto aeropuerto de España) o Valencia. Al respecto, fuentes empresariales consultadas por El Español consideraron "un error" el plantear una medida como esta a las puertas de la recuperación turística y con un verano aún en el aire. 

De momento, y a la espera de comprobar qué hará Reino Unido a partir del 17 de mayo y las restricciones que habrá en las autonomías, el desplome del turismo sigue siendo patente. 

La Comunidad Valenciana recibió en marzo a 46.984 turistas internacionales, un 81,1% menos en el mismo mes de 2020 (cuando se declaró el primer estado de alarma), y el gasto que hicieron bajó un 79,9%, hasta los 49 millones de euros.

Así lo reflejan los datos de las encuestas de entradas (Frontur) y de gasto (Egatur) que este jueves publicó el Instituto Nacional de Estadística (INE), según los cuales España recibió en marzo 490.088 turistas internacionales, un 75,5% menos que en ese mes de 2020, y el gasto que hicieron bajó un 76,4%, hasta los 513 millones de euros.

La Comunidad Valenciana fue la segunda con mayor descenso porcentual en la llegada de turistas internacionales en marzo, solo superada por Andalucía, donde la bajada fue del 82,9%. De los turistas extranjeros que llegaron a la Comunidad, la mayoría procedía de Francia, 12.556, seguidos de los italianos, 5.602.

En el acumulado de los tres primeros meses de 2021, la región ha recibido 124.778 turistas extranjeros, un descenso del 89,7% respecto al mismo periodo del año anterior.

Desplome del gasto

En cuanto al gasto de esos turistas llegados a la Comunidad Valenciana, gastaron una media de 1.047 euros (un 6,3% más que el año anterior), a razón de 102 euros diarios (un 3,9% menos) y una estancia media de 10,3 días (un 10,6% más). El gasto acumulado de los turistas internacionales en los tres primeros meses de 2021 fue de 143 millones de euros en la autonomía, el 11,1% del total de España, y un descenso anual del 88,3%.

La Comunidad fue el quinto destino con mayor peso en el gasto de los turistas en marzo, con el 9,6% del total, por detrás de Canarias (el 28,6% del total), Comunidad de Madrid (18%), Cataluña (13,3%) y Baleares (12,2%).

Por lo que respecta a las pernoctaciones, los turistas internacionales efectuaron en marzo 485.585 en la Comunidad Valenciana, un descenso del 78,7% en la tasa anual.

La región fue la cuarta con más pernoctaciones, por detrás de Canarias (más de 1,1 millones, un 71,7% menos que en marzo de 2020); Baleares (con 563.824 y un descenso del 13,8%) y Andalucía (con 515.067, un 80,8% menos).