Alicante

La reunión entre el alcalde de Alicante, Luis Barcala, y la vicealcaldesa y edil de Turismo, Mari Carmen Sánchez el sector hotelero ha dado como resultado una línea de ayudas directas de 500.000 euros que "ayuden a paliar los efectos económicos del cierre al que se han visto abocados por la crisis sanitaria".

Noticias relacionadas

Según se explicó desde el consistorio, esta iniciativa compatible con otras ayudas, subvenciones o ingresos que puedan percibir. Por ahora es la primera en la Comunidad Valenciana para el sector. Incluye a los hoteles y complejos turísticos de la ciudad que se han quedado fuera del Plan Resistir de la Generalitat, algo que han lamentado las asociaciones empresariales Hosbec, Abatur y Apha.

Sánchez ha destacado que la dotación se repartirá de manera íntegra al margen de las solicitudes presentadas". Barcala, por su parte, ha señalado que "este Ayuntamiento tiene el compromiso de ayudar al sector que ha sido olvidado. Junto con el Plan Resistir hemos implementado ayudas por 9,5 millones de euros en un año pero no podemos hacer este esfuerzo solos por lo que esto debe ser un toque de atención a otras administraciones". Para el primer edil, " si nosotros hemos podido hacer un plan de ayudas, otras administraciones también pueden" ha concluido en clara referencia a la Generalitat valenciana.

Requisitos

Estas ayudas, a las que se accederá tras la puesta en marcha de los Presupuestos de este año, está dirigida a establecimientos hoteleros y apartamentos o bloques de apartamentos turísticos y se distribuirán en función de las unidades alojativas de los establecimientos hasta una cantidad que rondará los 30.000 euros.

La solicitud se dividirá entre hoteles de una y dos estrellas, de tres y cuatro estrellas junto con bloques turísticos y, por último, hoteles de cinco estrellas. Los requisitos exigidos para acceder pasan por estar al corriente de pago con Hacienda municipal y Seguridad Social, tener el domicilio de la empresa explotadora en la ciudad de Alicante y ser titular de la misma en el Registro de Turismo de la Comunidad Valenciana.

Los interesados tendrán un plazo de diez días para realizar la solicitud a partir de la publicación de los presupuestos en el Boletín Oficial de la Provincia, algo que se prevé que se produzca a mediados del próximo mes. Esta petición se realizará de forma telemática a través de la Sede Electrónica del propio Ayuntamiento.

La edil de Turismo recuerda que ”aunque las medidas decretadas no sea decisión de este Ayuntamiento, si nos sentimos responsables de apoyar y escuchar las reivindicaciones de los afectados”.

De este plan de ayudas, por tanto, se podrán beneficiar a 70 establecimientos hoteleros lo que supone 9226 plazas alojativas. En total, el sector calcula que alcanza más de mil empleos directos en la ciudad.

El sector

En la presentación han estado Nuria Montes y Toni Mayor en representación de Hosbec, Victoria Puche, por la asociación de hoteles de la provincia de Alicante y Daniel Elman por la asociación de Bloques de Apartamentos Turísticos. Desde el sector han coincidido en su agradecimiento al Ayuntamiento por este novedoso plan de ayudas.

Mayor ha resaltado que "se ha hecho una lectura excepcional de la situación ante un momento excepcional al asumir esta responsabilidad ayudando al sector". Montes también ha recordado que " los gastos corrientes de un hotel cerrado puede oscilar entre 30.000 y 125.000 euros mensuales porque hay que contemplar gastos de consumo como luz, agua u otros, mientras que le sumamos gastos de alquiles o hipotecas o personal".

Por su parte, Victoria Puche ha incidido en que " cualquier ayuda se agradece en estos momentos pero no olvidemos que esto no es una crisis del sector por lo que necesitamos un plan de rescate de ámbito nacional". Por último, Elman ha recalcado "el agradecimiento al Ayuntamiento por su apoyo en un tiempo tan complicado".

Durante la presentación, la vicealcaldesa Mari Carmen Sánchez ha resaltado el impacto del sector turístico en Alicante. Según los datos que maneja el Patronato de Turismo durante el 2019, antes de la pandemia, la ciudad percibió unos ingresos de 514 millones de euros lo que supone el 15,5% del PIB.