Hostelería

Croquemon Gou: el concurso gaditano que propone salir a la caza de la croqueta

En la jungla. Una revista de Cádiz emula a Pokémon Go y lanza una iniciativa para capturar estos 'ovoides' culinarios por los bares.

Una de las croquetas cazadas para el concurso.

Una de las croquetas cazadas para el concurso. Cosas de Comé

  1. Hostelería
  2. Bares
  3. Pokémon
  4. Cádiz (Provincia)

"Si la gente va por el mundo cazando Pikachus, por qué tú no vas a cazar croquetas, que además tienen jamón dentro". Bajo esta premisa gastronómica, el Colegio Oficial de Tapatólogos de Cádiz (sí, como lo oyen) pretende que los gaditanos dejen de cazar Pokémon para lanzarse a capturar esta obra culmen de la cocina francesa en lo que pretende ser el concurso del verano: el Croquemon Gou. 

La curiosa iniciativa es obra de Pepe Monforte, periodista e impulsor de la revista Cosas de comé, que él mismo dirige. El asunto, cómo no, surge en la barra de un bar. "Estábamos rodando un programa de televisión y surgió en la conversación el tema del jueguecito de marras, el Pokémon Go. En ese momento nos trajeron una ración de croquetas y dijimos: 'Croquemon Gou'". Y de ahí al estrellato.

Monforte y los suyos, con su particular gracejo, decidieron desarrollar la idea y elaborar unas bases un tanto particulares para el concurso. Así, para participar basta con enviar una foto por correo electrónico o "uasa" al "uasatapa", el teléfono de los tapatólogos, con el preciado tesoro gastronómico cazado. "La cremosidad de su bechamel, la originalidad de su relleno, la perfección del empanado, la cantidad de tropezones que lleva el relleno… o simplemente, que te haya gustado una jartá" son razones más que justificadas para enviar la croqueta al concurso.

Así, tal y como señala Monforte, la instantánea deberá mostrar la croqueta sola o con un bocado dado. También admiten las fotos en las que el autor salga en la foto con un "selficroquet", de tal manera que muestre al mundo "su felicidad croquetera". Por supuesto, con el objetivo de promocionar la hostelería gaditana, el Colegio de Tapatólogos pide que las croquetas estén hechas en bares de la provincia. "No vale mandar croquetas de madres, novias, amantes o amantos, aunque estén escondidos en una croqueta", afirman. 

El periodista asegura que el concurso está siendo todo un éxito, y les están llegando fotos de distintos puntos del país. Una vez que las reciben, las exponen en la web de Cosas de Comé con un comentario descriptivo. Por ejemplo:

Algunas de las croquetas que han recibido para el Croqueton Gou.

Algunas de las croquetas que han recibido para el Croqueton Gou. Cosas de Comé.

"Enrique Hidalgo ha captado este original paisaje croquetero en el que dos estupendas croquetas de queso Cabrales, ya casi exhaustas después de haber recibido varios bocaos parecen moverse con dificultad en un temporal de patatas paja. Enrique inaugura lo que podríamos llamar el tragicroquetismo, o croquetismo novelado".

El particular concurso gaditano finaliza el próximo 12 de agosto, y será un exclusivo jurado compuesto por los miembros del Colegio Oficial de Tapatólogos, que en su día impulsaron la Licenciatura en Tortillología, los que se encargarán de seleccionar al ganador.