EL JEQUE ABDELAZIZ AL FAWZAN

"Gracias a mí, los jóvenes no entran en el Estado Islámico", dice el 'imán' de Córdoba TV

Entrevistado por EL ESPAÑOL, reconoce que ha invertido docenas de millones en Córdoba TV pero no aclara la cifra exacta. Asegura que las mujeres van tapadas por respeto al islam, no por sus maridos.

"Recibo amenazas desde hace cinco años", asegura Abdelaziz Al Fawzan a EL ESPAÑOL.

"Recibo amenazas desde hace cinco años", asegura Abdelaziz Al Fawzan a EL ESPAÑOL.

  1. Islam
  2. Terrorismo islamista
  3. Estado Islámico
  4. Imanes (Religión)
  5. Religión
  6. Televisión

Cuatro relojes marcan la hora en la sede de Córdoba Internacional Televisión en San Sebastián de los Reyes (Madrid): España, Marruecos, México y La Meca. A más de 6.500 kilómetros de distancia, desde Riad (Arabia Saudí), el jeque Abdelaziz Al Fawzan y dueño de la televisión musulmana en España responde al teléfono. Solo el director de este proyecto audiovisual, Hussein Mansur, y unos cuantos allegados más conocen la línea directa con el clérigo saudí. Según Mansur, Al Fawzan debe tomar precauciones por motivos de seguridad: está amenazado de muerte por Daesh.

"Recibo amenazas desde hace cinco años", responde. Hussein Mansur, presente en todo momento durante la conversación que se desarrolla en su despacho de Córdoba TV, interrumpe para corroborar lo que el jeque dice: "Yo he estado a su lado y he visto cómo le llegaban mensajes al móvil con amenazas de muerte a él y a su familia". "El islam no tiene nada que ver con lo que predican los terroristas. Como erudito musulmán y defensor de los derechos humanos, tengo la obligación de criticarles. Gracias a mi trabajo en Córdoba TV, a mis mensajes de paz, muchos jóvenes musulmanes han evitado caer en las redes de Daesh", asegura.

La figura de Abdelaziz Al Fawzan es controvertida. Sus mensajes resultan demasiado conservadores en Occidente y demasiado progresistas para las facciones más radicales del islam. A España han llegado diversos diálogos emitidos en televisiones saudíes en los que afirmaba que "el hombre tiene que tolerar los errores de la mujer y soportar la cosas tontas e ignorantes que pueda decir porque esto constituye parte de la naturaleza de su creación". Al otro lado del teléfono, él insiste en que los medios de comunicación manipulan lo que dice: "Hay mucha falsificación y se saca de contexto todo lo que digo. Cuando hablo de que el hombre tiene que tolerar cosas de las mujeres solo sacan eso, pero en el vídeo también hablo de que las mujeres toleran muchas actitudes de los hombres. Que los medios hagan esto provoca una energía negativa hacia el canal y genera odio hacia mi persona".

Hall de entrada de Córdoba Internacional Televisión.

Hall de entrada de Córdoba Internacional Televisión.

Según publicaba El Español esta semana, este empresario audiovisual guarda buenas relaciones con las autoridades de su país, Arabia Saudí, donde se practica y difunde el wahabismo, la rama que defiende la interpretación más intolerante del islam en toda su historia. Al Fawzan es miembro del consejo nacional de Derechos Humanos y profesor universitario en el Instituto Superior de Estudios Judiciales. "¿Confirma que Abdelaziz Al Fawzan es wahabista?", le pregunto al director de Córdoba TV, Hussein Mansur. "Hay muchas corrientes dentro del wahabismo, pero no es el momento de hablar de ello porque estamos preparando un programa especial sobre este tema", responde.

En España, Al Fawzan fundó Córdoba Internacional Televisión y Radio Salam, ambas con sede en Madrid. También es dueño del canal chino Salam Channel y el canal Mensahe, en Filipinas. Todos estos proyectos se engloban bajo el paragüas de la red Risalat Al Islam. En julio de este año, El Confidencial aseguraba que "las Fuerzas de Seguridad están siguiendo sus pasos para evitar que ponga en riesgo la convivencia y se convierta en un foco de radicalización".

El periodista Ignacio Cembrero, especializado en Magreb y Oriente Medio y autor de La España de Alá (La esfera de los libros), dedica unos párrafos en su libro a la figura del jeque saudí: "La cadena es un apéndice de la fundación saudí Mensaje del Islam, vinculada a la familia real y que propaga el wahabismo". Asegura que el presidente de Córdoba TV "insta también a profesar un 'odio positivo' hacia los cristianos". En septiembre de 2014, Cembrero acudió a una mesa de debate organizada por uno de los programas de la televisión musulmana, hecho que se recoge en la página web de la cadena. De hecho, en el vídeo promocional que Hussein Mansur me mostró durante mi visita a Córdoba TV aparece el periodista. Mansur hizo hincapié en la aparición de Cembrero en aquel debate: "Mira, ¿lo conoces? Es Ignacio Cembrero, ha venido unas cuantas veces a uno de nuestros programas".

La imagen que Hussein Mansur transmite de él es, sin embargo, muy diferente. Mansur tiene 44 años, es egipcio pero vive en España desde hace 17 y tiene la doble nacionalidad. Es doctor en literatura andalusí y periodista. Asegura que el objetivo de la televisión consiste en "buscar una vía cultural e intelectual para enfrentar el problema del radicalismo" y niega que Córdoba TV sea un canal vinculado al gobierno saudí. Tampoco a las opiniones personales del jeque. "Nuestro lema es ser una televisión independiente. Aquí, la mayoría de trabajadores [45 en total] no son musulmanes. Y cristianos no sé si habrá, porque no preguntamos por la religión de la gente". Le pregunto de nuevo por la corriente wahabista que supuestamente defiende Al-Fawzan, a lo que el director de Córdoba TV responde que el canal "pretende estar a la misma distancia de todas las corrientes". "Dentro del islam hay muchas y no queremos identificarnos con ninguna en concreto. Somos plurales, por eso los radicales consideran que este es un canal infiel y antiislam", añade.

Hussein Mansur, actual director de Córdoba Internacional Televisión.

Hussein Mansur, actual director de Córdoba Internacional Televisión.

En diversas ocasiones, Mansur se refiere a Al Fawzan como alguien "muy carismático que sabe cautivar muy bien a la gente joven". "Gracias a eso muchos jóvenes musulmanes no se han ido a hacer la yihad". Esta es, precisamente, una de las cosas que Daesh recrimina al jeque: "Que su popularidad no os engañe, aunque hayan escrito y publicado muchos libros", dicen los terroristas sobre él en un vídeo publicado en internet. "No han dado un paso adelante para hacer la yihad. Han pasado su vida sentados en tocadores con mujeres. Si combatieron fue en entrevistas televisivas por satélite", añaden.

"Arabia no obliga a las mujeres a cubrirse"

Le pregunto a Mansur acerca de la presencia de las mujeres en la televisión y de las declaraciones del jeque sobre éstas, contra quienes parece arremeter por su "naturaleza retorcida", según declaró en una entrevista en televisión en 2007. "A veces él utiliza metáforas que son correctas en árabe, pero no en español. Además, él cuando habla de que los hombres tienen que tolerar ciertas cosas de las mujeres se refiere a que hay momentos en los que ellas están más sensibles, como el periodo o el embarazo. De todas formas, sabemos separar las cosas: lo que diga el jeque no tiene por qué aparecer en esta cadena. Él puede tener una opinión o rechazar algo, ¿qué hay de malo? Mientras no rechace a una persona en concreto, es libre de expresar lo que quiera".

En uno de los capítulos del programa Palabra de mujer, emitido en 2014 en Córdoba TV, la presentadora plantea el siguiente debate: "Hoy vamos a hablar sobre si es cierto que las musulmanas tenemos que estar en casa encerradas como se suele decir o tenemos derechos, derechos incluso para trabajar". Una de las invitadas, Bahia El Ouazizi, responde: "No nos damos cuenta del valor que dio el islam a la mujer musulmana. La misericordia que ha tenido de ella... El ejemplo más sencillo es que cuando tenemos el periodo no podemos rezar". Poco después, El Ouazizi apunta que si hay mujeres musulmanas sometidas no es por la religión, sino "por el patriarcado". Otra de las invitadas, Asia, añade: "Depende del trabajo, hay muchos criterios... pero siempre es para protegerla. La sharia, la ley islámica, es la ley que más preserva a la mujer en realidad. No hay ninguna ley que preserve a la mujer y la proteja más. Puede salir a trabajar pero también hay que ver algunos criterios. Pero ¿por qué? Es por tu bien, para preservarte, no por otra cosa".

La revista The Economist dedicó un artículo en junio de 2015 al código de vestimenta de las mujeres en Arabia Saudí. En él analiza de forma breve la legislación actual: "Aunque todas las versiones del islam sugieren que la mujer debe vestir de forma modesta, a menudo cubriendo su cabello y su cuerpo, Arabia Saudí es uno de los países de mayoría musulmana que impone legalmente este código de vestimenta (Irán es otro de ellos). Las mujeres, extranjeras o locales, deben llevar una abaya en espacios públicos".

"Cada mujer en cada zona del mundo tiene una forma de vestimenta especial que la identifica", explica por teléfono Abdelaziz Al Fawzan. "Por supuesto, el islam tiene un modelo de vestimenta para la mujer musulmana. Pero yo defiendo que un régimen no debería obligar a una mujer a vestir de determinada manera", prosigue.

—Entonces, ¿qué le parece que Arabia Saudí imponga un código de vestimenta a las mujeres?

—El gobierno saudí no obliga a las mujeres a cubrirse. Es falso. Las mujeres en Arabia lo hacen porque esta es la normativa del islam. Te voy a contar una anécdota que me pasó en Francia, en el aeropuerto. Conocí a un escritor, no recuerdo el nombre, que me dijo: "Pareces una persona abierta, sociable, ¿cómo puedes obligar a tu mujer a taparse?". Y le dije: "Tú le puedes preguntar a ella, a ver qué te dice". Él habló con mi mujer y esta le dijo: "No, yo me visto así por la normativa de Dios, no por mi marido. Estoy convencida de que es así y no puedo quitarme esta vestimenta". Piénsalo: hay mujeres en Francia dispuestas a pagar una multa con tal de llevar burkini. Esta no es la actitud de una mujer obligada a cubrirse.

Sala de redacción de Córdoba Internacional Televisión.

Sala de redacción de Córdoba Internacional Televisión.

Próximos canales en Sevilla y Toledo

A finales de 2015, según anunciaba El Confidencial, Al-Fawzan "cerró la compra del antiguo casino de Toledo", un edificio histórico de tres plantas en el centro de la ciudad. "El jeque anunció que su objetivo era convertir sus 1.000 metros cuadrados y 300 metros adicionales de terraza en un centro cultural y religioso que contribuya a la difusión del islam". En la conversación mantenida con EL ESPAÑOL, el jeque saudí asegura que "su plan a corto plazo es abrir sedes de Córdoba TV en Sevilla y Toledo". "Y para 2017, un canal en portugués que se emita desde Sâo Paulo".

Actualmente, como apunta Ignacio Cembrero en La España de Alá, Córdoba TV "se capta en España y Latinoamérica a través de los satélites españoles Hispasat y también en la TDT, así como a través de su web", que, según el director de la cadena, "es el medio que consigue mayor difusión".

"El tema de la financiación es demasiado íntimo como para que te lo responda yo. Te puedo decir que él económicamente está muy bien: es de una familia con mucho dinero, así que ha heredado mucho. Toda la financiación de Córdoba TV viene íntegramente de él", explica Hussein Mansur poco antes de llamar al jeque Al Fawzan para que pueda hablar con él.

Le formulo la misma pregunta sobre la financiación y el coste anual de la televisión a Abdelaziz Al Fawzan: "Como sabrás, el coste es muy elevado. En nuestro caso, el 95% de la producción es nuestra. Cualquier cantidad que tenga que pagar merece la pena, creo en el mensaje que transmito: que el islam es una cultura de paz y que unos y otros podemos vivir juntos a pesar de las diferencias. Hay un camino común". Le pregunto de nuevo: "Yo no gano dinero con el canal, mi fin no es lucrativo. No tengo las cifras ahora mismo pero habré gastado docenas de millones de euros. No te puedo decir la cifra exacta porque no tengo los papeles aquí", concluye el clérigo saudí.

El que fuera director de Córdoba TV de enero de 2012 a enero de 2013, Yasin Puertas, asegura a este periódico que el presupuesto de la televisión era por aquel entonces de "cinco millones de euros que conseguía a través de cuatro o cinco benefactores". Según Yasin Puertas, "el jeque es agradable tanto en lo personal como en lo laboral, aunque tuvo problemas con algunos empleados a los que despidió sin motivo aparente y le denunciaron".

Una de las salas de Córdoba TV con una imagen de La Meca.

Una de las salas de Córdoba TV con una imagen de La Meca.