Varios bomberos portugueses combaten el fuego en Sandinha (Portugal)

Varios bomberos portugueses combaten el fuego en Sandinha (Portugal) P. NOVAIS EFE

Portugal

Los bomberos de Portugal apuntan ahora a que el incendio que mató a 64 personas fue provocado

La Policía Judicial ha llamado a declarar al presidente de la Liga de Bomberos y ha reiterado que "no se ha detectado cualquier intervención humana". 

P.M.C.

El presidente de la Liga de Bomberos de Portugal, Jaime Marta Soares, ha señalado este miércoles que el incendio masivo que ha dejado al menos 64 muertos en el interior del país fue probablemente provocado, en contra de las explicaciones iniciales.

"El incendio ya llevaba cerca de dos horas activo cuando se produjo el problema de los rayos", ha indicado Marta Soares en el la tertulia radiofónica 'Fórum TSF'. "Para mí, hasta que me demuestren lo contrario, el incendio tuvo origen criminal".

Ante estas declaraciones, la Policía Judicial ha informado de que va a llamar al presidente para que declare y explique en qué se basan sus conclusiones. En declaraciones al periódico portugués Expresso, fuente de la policía ha garantizado que "no se ha detectado cualquier intervención humana", aunque las investigaciones siguen abiertas. El domingo, el director de la Policía Judicial ya había afirmado que "todos los indicios señalan claramente causas naturales"

Las autoridades lusas habían señalado que una combinación de condiciones climatológicas adversas había desatado el incendio. En particular, un rayo habría impactado a uno de los árboles en la zona de Pedrógão Grande y desencadenado el infierno.

Marta Soares ha asegurado que la Liga de Bomberos va a "exigir" que se llegue al fondo de la cuestión y ha asegurado que, aunque el supuesto fallo en el sistema de comunicaciones de emergencia SIRESP generó "dificultades", no puede servir de disculpa.

Las críticas por la gestión del fuego han arreciado a las autoridades lusas y el primer ministro socialista, António Costa, ha exigido que se esclarezca cómo decenas de personas llegaron a perder la vida.