Explotación sexual

"¿Estás caliente? Yo estoy muerta"

El portal “Chicas del Paraíso. Sexo” busca concienciar a los clientes sobre la explotación a la que son sometidas las prostitutas.

Inés, Murielle o Julia eran prostitutas a las que mató su proxeneta o un cliente.

Inés, Murielle o Julia eran prostitutas a las que mató su proxeneta o un cliente. GirlsofParadise.sex

  1. Explotación sexual
  2. Asuntos sociales
  3. Francia
  4. Prostitución

19 años, ojos verdes, 105-65-95. GirlsofParadise.sex. A un clic, las “chicas del paraíso” como Inés ofrecen sexo en Francia. Como si de un portal real de prostitución se tratara, el cliente accede a las fichas de Luz María, Mónica, Julia, Murielle… Comienza el chat o una llamada de teléfono, como esta conversación real que inicia un potencial cliente:

- Hola, ¿qué tal?

- Bien.

- Sí, llamo por un anuncio en el portal [de internet].

- Sí.

- Querría saber alguna referencia más.

- Sí, ¿qué querrías?

- Dime cuáles son las prácticas, las tarifas...

- Eso depende de tus deseos. [Él ríe]. ¿Buscas a XX?

- Eso es. Soy su compañera, de hecho, porque XX está muerta.

- ¿Cómo que está muerta?

- Su proxeneta la tiró por un puente.

El hombre que quería comprar sexo se encuentra de bruces con la campaña lanzada por Mouvement du Nid, una asociación que lucha “contra las causas y consecuencias de la prostitución”. La organización quiere concienciar a quienes contratan estos “servicios” sobre los peligros que corren las prostitutas.

Cuando se ponen en contacto con su elegida, acaban enterándose de que en realidad Murielle murió por una docena de puñaladas que le asestó un cliente o que a Julia la encontraron calcinada y salvajemente apaleada con puños americanos. Las historias son reales, ahí se acaba la invención. Un verdadero escarmiento para quienes se plantean contratar a una prostituta, en el año en el que el Parlamento francés aprobó una ley que penaliza a los clientes.

Recibió más de 600 llamadas, además de intercambiar “miles” de mensajes de chat en su primera semana de lanzamiento, la primavera pasada, por las mismas fechas en que se aprobó la ley. Recientemente ha vuelto a ser noticia en Francia, porque sus tres anuncios radiofónicos e informe han recibido el premio internacional Clio de publicidad.

“En el sistema prostitucional, y más fácilmente en línea, todo se hace para garantizar la tranquilidad de espíritu a los clientes”, ha señalado Claire Quidet, portavoz de Mouvement du Nid. “Para concluir la transacción que ella necesita desesperadamente, la persona prostituida da toda apariencia de consentimiento. En estos portales de internet o en los prostíbulos, los proxenetas crean el decoro ideal para que los hombres consuman sin ser molestados por la voluntad de las mujeres y las razones por las que se encuentran en esta situación”.

El Movimiento advierte convencido: “todo acto sexual comprado reposa sobre la explotación de una personas, y esto tiene un coste humano terrible”.