Brexit

Londres boicotea el refuerzo de la defensa europea pese a dejar la Unión

Alega que los planes en materia militar de Bruselas tras el brexit suponen una amenaza para la OTAN.

Mogherini niega que su plan sea crear un Ejército europeo

Mogherini niega que su plan sea crear un Ejército europeo

  1. Brexit
  2. Unión Europea
  3. Defensa
  4. OTAN
  5. Ejército

Aunque Reino Unido tiene previsto salir de la Unión Europea, pretende seguir influyendo en las decisiones de sus socios comunitarios. Y no dudará en vetarlas si considera que ponen en riesgo sus intereses. El secretario de Defensa británico, Michael Fallon, ha dicho este martes que los planes de Bruselas para reforzar la cooperación militar entre los países miembros equivalen a crear un Ejército europeo y ha amenazado con boicotearlos pese al brexit.

"Vamos a continuar oponiéndonos a cualquier idea de un Ejército europeo o un cuartel general europeo que simplemente debilitaría a la OTAN", ha dicho Fallon durante una reunión informal de ministros de Defensa de la UE celebrada en Bratislava. A juicio de Londres, la Alianza Atlántica "debe seguir siendo la piedra angular de nuestra defensa y de la defensa de Europa".

Reino Unido no está solo en su rechazo a relanzar la Europa de la Defensa, un proyecto que lideran Francia y Alemania. Otros países, como Suecia, Holanda, Polonia, Letonia o Lituania también han expresado reservas sobre los planes del eje franco-alemán por considerar que se inmiscuyen en una cuestión que afecta a la soberanía nacional, asegura Fallon.

La OTAN apoya los planes de Bruselas

La política de defensa es una de las prioridades identificadas por los líderes de los 27 para fortalecer la UE tras el brexit. Por un lado, los dirigentes comunitarios temen que una victoria del republicano Donald Trump en las elecciones norteamericanas deje a Europa sin el paraguas de la protección de EEUU. Trump ha puesto en duda en varias ocasiones que vaya a apoyar a los países bálticos en caso de un ataque de Rusia. Por otro lado, Bruselas pensaba que el brexit despejaba el camino para una mayor cooperación militar entre el resto de socios, ya que Londres ha sido siempre el principal obstáculo para avanzar en esta materia.

Pero Reino Unido está dispuesto a mantener su veto hasta el final. Pese a la victoria del brexit en el referéndum del 23 de junio, sigue siendo miembro de pleno derecho de la Unión hasta que se consume el divorcio, es decir, al menos durante los próximos dos años. Y las decisiones en materia de defensa requieren el apoyo unánime de los 28 países miembros. La única salida para el resto de socios sería poner en marcha una "cooperación estructurada" en defensa que permita avanzar en solitario a los Estados que así lo deseen. Es decir, una Europa a varias velocidades en materia militar que hasta ahora nunca se ha activado.

De momento, los dirigentes europeos han tratado este martes de aplacar la oposición británica. La ministra alemana de Defensa, Ursula von der Leyen, y su homólogo francés, Jean-Yves Le Drian, han comparecido juntos para negar que su objetivo sea crear un Ejército Europeo. "No hablamos de un Ejército europeo, sino de reforzar la capacidad de actuación de la UE en los teatros de operaciones", ha alegado Le Drian.

Pese a que Reino Unido utiliza a la OTAN como pretexto, el secretario general de la Alianza, Jens Stoltenberg, ha respaldado los planes de la Unión. "No hay contradicción entre una defensa europea fuerte y una OTAN fuerte. Una cosa refuerza a la otra. Lo importante es evitar duplicidades, que sean complementarias", ha resaltado Stoltenberg. 

También la Alta Representante de la UE para la Política Exterior y de Seguridad, Federica Mogherini, ha tratado de quitarle hierro a la polémica con Reino Unido. "En nuestra discusión de tres horas sobre esta cuestión, no he oído ni una sola vez la palabra veto, ni la palabra bloqueo, ni la palabra ejército", ha asegurado Mogherini al término de la reunión. 

España se encuentra entre los países que sí apoyan reforzar la cooperación militar en la Unión. "Una Europa fuerte en Defensa es nuestra mejor contribución a la OTAN", ha dicho durante la reunión de Bratislava el ministro Pedro Morenés, según ha informado su departamento. La política de defensa debe convertirse en "uno de los ejes vertebradores del relanzamiento del proyecto europeo", ha insistido Morenés.

Tras el brexit, tanto Alemania y Francia como Italia han presentado planes para reforzar la cooperación militar en la Unión. También el presidente de la Comisión, Jean-Claude Juncker, ha anunciado una serie de iniciativas en esta materia, entre ellas la creación de un cuartel permanente en Bruselas, la puesta en común de recursos militares o la puesta en marcha de un fondo europeo de defensa para financiar la I+D en el sector. Los líderes de la UE -con la británica Theresa May- tienen previsto discutir estas propuestas en una cumbre en diciembre.