Venezuela

Maduro demandará al Parlamento por abrirle un juicio político

Acusa la Asamblea Nacional de "violar la Constitución" al abrir un proceso para determinar las responsabilidades políticas del jefe de Estado.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro. Reuters

  1. Venezuela
  2. Nicolás Maduro
  3. Asamblea Nacional Venezuela

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, anunció este viernes que la Procuraduría General del país presentará una demanda contra la Asamblea Nacional (el Parlamento, de mayoría opositora) por "violar la Constitución" al abrir un proceso para determinar las responsabilidades políticas del jefe de Estado.

"Si ellos violan la Constitución y hacen un supuesto juicio político que no está en nuestra Carta Magna, la Procuraduría General de la República (...) debe meter una demanda, y llevar a la cárcel a todo el que viole la Constitución", afirmó Maduro en un acto desde el palacio presidencial de Miraflores.

El jefe de Estado recalcó que quien viole la Constitución debe responder ante la justicia sin importar si se trata o no de un diputado y aseguró que el Parlamento quiere dar un golpe de Estado. 

Asimismo, dijo que él como jefe de Estado no permitirá que desde la AN le den un golpe de Estado porque en el país existen tribunales e instituciones.

Decisión aprobada el martes

El Parlamento venezolano aprobó el pasado martes iniciar un proceso para determinar la responsabilidad política de Maduro en la "ruptura del hilo constitucional" y acordó citarlo a comparecer ante la Cámara el próximo 1 de noviembre.

Sin embargo, debido a que la Constitución no contempla el juicio político, en la sesión del martes se acordó investigar lo relativo al supuesto abandono del cargo en el que, desde la bancada opositora, se alega que ha incurrido el presidente venezolano.

El presidente de la AN, el opositor Henry Ramos Allup, explicó que el Parlamento tiene potestad para determinar responsabilidades políticas tras previa evaluación, pero no de desarrollar un juicio que conlleve la destitución del jefe del Estado lo que, afirmó, es competencia del Poder Judicial, caso de haber responsabilidades penales.

Este viernes la fiscal general del país, Luisa Ortega Díaz, señaló que el juicio político contra un presidente no existe en Venezuela y que la única forma de destituir a un jefe de Estado es a través de la figura del "antejuicio de mérito" y el único organismo que tiene la facultad para hacer eso es el Ministerio Público a través de la fiscal general.

Asimismo, recalcó que el Tribunal Supremo de Justicia (TSJ) no tiene la facultad para disolver la AN, pese a todos los procedimientos abiertos ante la justicia por sus acciones contra el Ejecutivo.

La huelga, con un seguimiento parcial

La oposición había convocado para este viernes una huelga general de 12 horas que, según las primeras informaciones ha tenido un seguimiento parcial en Caracas donde bancos y también algunos comercios y oficinas abrieron sus puertas, mientras las principales vías registraban menos tráfico que un día normal, según constató Efe en un recorrido por la ciudad.

El paro se ha realizado dos días después de que la la alianza opositora Mesa de Unidad Democrática hiciera una masiva movilización llamada "Toma de Venezuela" en la que murió un policía y convocara esta nueva protesta para este viernes y una otra para el próximo jueves, jornada en la que la oposición espera pode llegar hasta el palacio presidencial de Miraflores.

El paro en los comercios y oficinas fue mayor en la zona este de la ciudad, mientras que en los barrios populares la participación fue menor. La huelga fue más evidente en muchos centros educativos que estuvieron casi desiertos por la ausencia del alumnado, al igual que las universidades e institutos tecnológicos.

En la popular zona de Petare, la favela más grande de Latinoamérica, la actividad prácticamente no se interrumpió.

El presidente de Venezuela, Nicolás Maduro, advirtió el jueves de que el Gobierno venezolano haría una inspección a las empresas del sector agroindustrial y farmacéutico del país y que aquella que secundase la huelga general de 12 horas convocada por la oposición sería "recuperada por la clase obrera".

Algunos ciudadanos señalaron que si no trabajan "no comen" y otros indicaron que debían pedir autorización para faltar a su lugar de trabajo.