Venezuela

La oposición llevará a La Haya la suspensión del revocatorio contra Maduro

Un centenar de chavistas irrumpen en la Asamblea durante la sesión en que la sala evaluaba las vías para poner punto final al mandato del presidente Nicolás Maduro. 

Chavistas irrumpen en el debate del Parlamento sobre una posible vía de destitución de Maduro

Chavistas irrumpen en el debate del Parlamento sobre una posible vía de destitución de Maduro EFE

  1. Venezuela
  2. Nicolás Maduro
  3. Oposición venezolana
  4. FAN

El Parlamento de Venezuela, de mayoría opositora, aprobó este domingo en sesión especial un acuerdo en el que declara "la ruptura del orden constitucional y la existencia de un golpe de Estado" a la Constitución de ese país "cometido por el régimen de Nicolás Maduro" y de los poderes Judicial y Electoral. 

En consecuencia, durante la tensa sesión extraordinaria, la Asamblea acordó iniciar un proceso contra el presidente Nicolás Maduro por violar la democracia, días después de que el Consejo Nacional Electoral (CNE) decidiera paralizar el proceso para convocar un referéndum revocatorio contra el presidente. 

Durante el debate sobre las vías posibles para poner punto final a la presidencia de Maduro, alrededor de 100 seguidores chavistas irrumpieron en la Cámara al grito de "¡La Asamblea caerá!", antes de que los oficiales controlaran la situación y despejaran la sala. Según la oposición, hay varias heridos por los golpes propiciados durante la irrupción en la sala. 

"El Partido Socialista está mostrando lo que ha dejado. No hay ideas o argumentos, sólo violencia", dijo el líder opositor y dos veces candidato presidencial Henrique Capriles. La bancada oficialista calificó a la sesión como un "refrito de un circo malo" y un "ridículo". 

"No es una facultad de la Asamblea Nacional lo que ustedes hoy están planteando y ustedes lo saben. Ustedes quieren dar un golpe de Estado", dijo el diputado Héctor Rodríguez, jefe de la bancada del partido oficialista, el PSUV.

Esta semana siete tribunales penales regionales, en respuesta a un supuesto fraude en uno de los requisitos, suspendieron el proceso de recogida del 1% de firmas del registro electoral venezolano con que los opositores solicitaron hace varios meses activar el referendo. 

Ante esto, el Poder Electoral pospuso el proceso hasta una próxima orden judicial, acto que la oposición califica de "golpe de Estado" y por lo que hizo una llamada a movilizarse para "restituir el hilo democrático" que, asegura, violentó Maduro al bloquear el camino hacia el plebiscito. La decisión del CNE elimina prácticamente la posibilidad de que se celebre la consulta revocatoria antes de la fecha clave del 10 de enero de 2017. 

Para la oposición es una fecha clave ya que, de realizarse el referéndum después de ese momento, no sería necesario celebrar nuevas elecciones, siendo el vicepresidente el que acabaría el mandato de Maduro y asegurando la permanencia del chavismo en el poder hasta 2019.

Denuncia en la Corte Penal Internacional

Entre las medidas acordadas en la sesión, que se reanudará el martes, los parlamentarios venezolanos establecieron solicitar a la comunidad internacional "la activación de todos los mecanismos que sean necesarios para garantizar los derechos del pueblo de Venezuela". 

Los parlamentarios opositores buscarán además formalizar la denuncia ante la Corte Penal Internacional, y demás organizaciones competentes, contra los jueces y rectoras del CNE responsables de la suspensión del proceso de referéndum revocatorio y demás funcionarios responsables de la persecución política al pueblo venezolano.

"Se trata de un juicio político y legal contra el presidente Maduro para determinar su responsabilidad en la ruptura constitucional que ha acabado con la democracia, los derechos humanos y el futuro del país", expresó el líder de la oposición Julio Borges durante la sesión extraordinaria de este domingo, recogió Reuters.

La posible doble nacionalidad de Maduro

“¿Por qué tanto silencio, por qué ocultar la nacionalidad de su madre y de sus hermanos?”, dijo la diputada Dennis Fernández en su intervención en la sesión en referencia al presidente, según ha recogido el digital El Nacional. 

Con estas palabras, la diputado opositora ha revelado una carta más de la oposición para lograr la destitución de Nicolás Maduro. Conforme a la Constitución, para ser elegido presidente del país es necesario ser venezolano por nacimiento y no poseer otra nacionalidad en pleno goce de derechos. Según la bancada opositora, contarían con pruebas fehacientes para mostrar que la madre de Maduro es colombiana, aunque no se ha especificado si el presidente goza actualmente de la doble nacionalidad.

Este será uno de los principales temas que se evaluarán en la sesión del próximo martes. La Asamblea decidirá cómo iniciar un proceso para determinar la situación constitucional de la Presidencia a la vista de este posible conflicto con la nacionalidad de Maduro y de que consideran que existen "fundadas razones" para determinar el abandono de las funciones que la Constitución le exige.

Llamado a la cohesión del pueblo venezolano

Además, en el acuerdo adoptado este domingo, la oposición ha hecho un llamado a la Fuerza Armada Nacional a "no obedecer ni ejecutar ningún acto o decisión contrario a los principios constitucionales" o que menoscaben los derechos fundamentales o los poderes del Estado. Al tiempo, se pide al pueblo venezolano que defienda "activa, constante y valiente" la Constitución y el Estado de Derecho, hasta que se restituya el orden constitucional.

Las conclusiones de la sesión, sin embargo, no tendrían fuerza legal ya el Gobierno y la Corte Suprema han minado de forma sistemática la autoridad de la Asamblea Nacional y está considerada en desacato hasta que no se desincorporen los tres diputados acusados de comprar votos.