Viaje oficial a Argentina

Don Juan Carlos, el “querido Rey” de Macri

El Rey emérito visita Argentina con motivo del bicentenario de la independencia del país suramericano.

Don Juan Carlos, el “querido Rey” de Macri en la celebración de la independencia argentina

Don Juan Carlos, el “querido Rey” de Macri en la celebración de la independencia argentina

  1. Argentina
  2. Juan Carlos I
  3. Mauricio Macri
  4. Twitter

La visita exprés a Argentina del Rey emérito español Don Juan Carlos para participar este sábado en la ceremonia oficial de celebración del segundo centenario de la independencia del país suramericano de España, en 1816, ha desatado la polémica tanto en las redes sociales como en las calles.

El representante de España ha cobrado protagonismo de máxima figura internacional después de que ninguno de los líderes latinoamericanos y europeos que el presidente argentino, Mauricio Macri, había invitado acudiera a la cita. Sólo concurrieron dos vicepresidentes, de Bolivia y Uruguay, y ministros de países extranjeros.

En principio la recepción al monarca tuvo perfil bajo. Apenas un gobernador peronista de provincias, Juan Manzur, a la vez ex ministro de los gobiernos del matrimonio peronista Kirchner, de 2003 a 2015, lo recibió al pie del avión, en la ciudad de San Miguel de Tucumán, 1.253 kilómetros al noroeste de Buenos Aires.

Pero enseguida ha ido 'subiendo temperatura'. Los representantes de la Unión del Pueblo de la Nación Diaguita se negaron a participar de los actos por la concurrencia de Juan Carlos. “La presencia de esta persona es una enorme contradicción, representa la institución que ha cometido el más grande genocidio contra nuestros pueblos, que España nunca asumió ni reparó”.

Por su parte, los partidos de izquierda Movimiento Socialista de los Trabajadores-Nueva Izquierda tildaron de “decadente” al padre del Rey Felipe VI. En los alrededores de la plaza de San Miguel hubo, el viernes por la noche, una caravana de rechazo al visitante español.

Twitter, pendiente de la visita

Rápidamente, en la red social Twitter los hashtag #QueridoRey y #ReyJuanCarlos han escalado posiciones llegando a los más leídos. Con ellos se ha comentado desde el suceso de la muerte por un balazo de Alfonso de Borbón hasta la cacería de elefantes que protagonizó el monarca, pasando por comentarios sobre la princesa alemana Corinna zu Sayn-Wittgenstein.

“El rey Juan Carlos está en Argentina por los festejos del Bicentenario. Rápido! Escondan los elefantes!”, bromeo @aleli. Y @Chili Ta disparó: “Este personaje (el Rey Juan Carlos) es lo más parecido a Macri, no paga impuestos y vive a costa del pueblo”.

"Querido Rey"

Acaso advertido de la escasa receptividad hacia el visitante español, Macri ha querido reivindicar a su invitado estrella en el discurso principal. El presidente se dirigió al ex monarca llamándolo “Querido Rey” e interpretó que los independentistas argentinos de 1816 “debieron sentir angustia de separarse de España”, para lo cual protagonizaron una guerra sangrienta durante seis años contra las tropas realistas.

En el medio de todas las controversias ha terciado el Papa Francisco, quien este viernes tuvo un mensaje crítico hacia el liberal Macri. “Como a la madre de uno, a la Madre Patria no se la puede vender”, escribió el jefe del Vaticano en una carta enviada al presidente del Episcopado, José María Arancedo, con motivo del bicentenario.

El jesuita Bergoglio también abogó por la unidad latinoamericana. “Por esa Patria Grande también rezamos hoy en nuestra celebración: que el Señor la cuide, la haga fuerte, más hermana y la defienda de todo tipo de colonizaciones”, pidió, con una visión de la diplomacia argentina alejada de Macri, más afín a acercar relaciones con Estados Unidos y Europa.

El Rey emérito aprovechó su visita para reunirse con una treintena de dirigentes de la comunidad española en Argentina, entre los actos protocolares del festejo –misa con Te Deum, desfile cívico, y comida de bienvenida-. Su visita emuló a la que en 1910 hizo la Infanta Isabel por los festejos del primer centenario de la independencia argentina.