Reino Unido

"Jo estaría asombrada y tocada si supiera lo que ha pasado después de su asesinato”

Estas han sido las palabras de Brendan Cox en el homenaje a su esposa, asesinada la semana pasada cuando hacía campaña contra el 'brexit'.

Brendan Cox, the husband of murdered Labour Party MP Jo Cox, travels by boat along the River Thames with their son to attend a service at Trafalgar Square

Brendan Cox, the husband of murdered Labour Party MP Jo Cox, travels by boat along the River Thames with their son to attend a service at Trafalgar Square Thomson Reuters

  1. Reino Unido
  2. Brexit
  3. Jo Cox
  4. Partido Laborista
  5. Homenajes
  6. Londres

La huella que dejó Jo Cox es muy profunda. En un emotivo y multitudinario acto de homenaje este miércoles por la tarde en Trafalgar Square, sus familiares, sus amigos, sus votantes, londinenses, gente de todo el Reino Unido y de todo el mundo, la recordaron el día que hubiera cumplido 42 años. Desde el escenario levantado en la plaza, Brendan Cox, su marido, acompañado de sus dos hijos Cuillin y Leila, de 5 y 3 años, apenas una semana después del asesinato de su madre, compartió con los cientos de personas que llenaban respetuosamente la plaza sus memorias de Jo.

“Jo era humana, no era un coloso dando zancadas por el planeta, de hecho, ella solo tenía un conocimiento superficial de los aspectos prácticos de la vida, como la vez que nos fuimos de vacaciones para hacer ciclismo y se olvidó la bicicleta", la rememoró Brendan.

"Ella sólo quería ser feliz y que el mundo fuera un poco mejor, este era el origen de su política, no desde las bibliotecas de Cambridge o desde de teorías adjuntas de ideologías cerradas, sino desde las calles de Batley y de su propia empatía, sufría por los ancianos de su circunscripción, por aquellos que son forzados a abandonar sus hogares y buscar santuario como refugiados”, apostilló su marido.

Jo Cox fue disparada y apuñalada el pasado jueves cuando salía de su reunión semanal con sus votantes en el pueblo de Birstall, en Batley, en el norte de Inglaterra. La multitud le escuchaba abarrotando la plaza.

“Era una escaladora, una corredora, una ciclista, una ávida lectora, una horrible cocinera, una nadadora, una gran exagerada, una recolectora de comida, una conductora del carril del medio, una compiladora de datos, una bola de energía y de determinación, pero por encima de todo era una madre, ella fue la mejor madre que ningún hijo puede desear, y cuánto desearía tenerla de vuelta en nuestras vidas”, confesó Brendan Cox.

Acto en memoria de Jo Cox en la céntrica Trafalgar Square.

Acto en memoria de Jo Cox en la céntrica Trafalgar Square. Efe

“Desde el jueves, Cuillin y Leila y yo hemos hablado cada día sobre las cosas que vamos a echar de menos de ella, los recuerdos que guardaremos —prosiguió—. Tratamos de recordar no la crueldad con la que la arrancaron de nosotros sino de lo increíblemente afortunados que fuimos de tenerla en nuestras vidas durante tanto tiempo. “Jo estaría asombrada y tocada si supiera lo que ha pasado después de su asesinato —dijo— las expresiones de amor, la unidad de amigos y familia, la reacción nacional y global ha sido extraordinaria”.

Homenajes en todo el mundo

Brendan Cox y sus hijas recorrieron el Támesis con la barca en la que vivían en Londres entre semana remolcando una pequeña barca memorial llena de flores con el nombre de “la rosa de Yorkshire”. Las rosas blancas son las flores típicas del condado donde nació y un grupo de la resistencia pacífica contra los nazis en Alemania. La barquita memorial fue dejada enfrente del Parlamento.

Se celebraron homenajes este miércoles en ciudades de todo el mundo, desde Buenos Aires y Nueva York, a Sidney y Edimburgo, en su honor. Conectaron con Batley donde había otro acto paralelo con sus padres y su hermano, y desde donde homenajearon al ex minero jubilado de 78 años que quiso ayudar a Jo y que fue apuñalado por el asesino, y ahora se recupera en el hospital de Leeds.

“Era una luchadora en el mejor sentido de la palabra y nos tocó muy profundamente”, explicó a EL ESPAÑOL, Helen Pankhurst, la bisnieta de Emmeline Pankhurst, la activista británica líder del movimiento de las suffragettes, que pelearon por el sufragio femenino, el derecho al voto de las mujeres que finalmente consiguieron en 1918.

“Era una mujer muy pequeñita pero a la vez era muy grande, no la conocí personalmente pero claramente era alguien con una gran moral y una gran fe en que la gente se uniera —expresó Helen Pankhurst—, y para mí hay una conexión entre algunas de las mujeres que lucharon en el pasado y que dieron sus vidas, que lucharon en unas circunstancias muy complicadas para que las mujeres pudieran votar, para que las mujeres pudieran estar en el parlamento, y ella [Jo Cox] es la primera mujer en morir como parlamentaria por hacer su trabajo”.

Pankhurst considera que es pronto aún para saber cómo cambiará la política su muerte, pero cree que “hay mucha gente que quiere seguir llevando su mensaje de amor y conexiones y continuar haciendo lo mejor para la comunidad a nivel global y a nivel local, mucha gente la llevará en sus corazones”. Destacó sus valores como mujer: “Demostró que se puede ser madre y esposa, activista de los derechos humanos y parlamentaria, y todo a la vez”. “Jo Cox es una suffragette moderna. Mi bisabuela hubiera estado muy orgullosa de ella”, concluyó Pankhusrt.

Elogios por parte de los ciudadanos

Por su parte, Will, inglés de Derby de 25 años que vive en Londres, explicó que “creo que este duelo se debe a todo lo bueno que desprendía, hizo muchas cosas buenas para la gente, y su marido debe tener un gran coraje para venir a hacer este discurso, aunque me preocupa que dentro de una semana la gente empiece a olvidarse de ella”.

“Era una política muy joven y creo que quiso cambiar las cosas, tocó a mucha gente”, dice Greg, galés de 28 años, que vino a Londres este martes para asistir al debate final de campaña en Wembley. No esperaba que su muerte cambiara la campaña “pero sí consiguió que los políticos se unieran en el Parlamento el lunes”.

Liz, de 64 años, reconoce que “fue una mujer que me inspiró, que luchó por muchas causas que yo defiendo, sentí que tenía que venir aquí para mostrar mi gratitud”. Y añadió: “Era una mujer muy apasionada, que luchó por las causas que creía, desde abajo, y me da mucha pena que muriera tan joven, necesitamos más mujeres en el parlamento, era una gran política”.

“Para mí era una generación de políticos que junta a la gente a pesar de las diferencias, un tipo de política diferente, que proviene del corazón”, afirmó Chris, londinense de unos 50 años, uno de los problemas que tenemos en estos momentos en Reino Unido es que los políticos están muy lejos de la gente, y su interés parece que provenga del corazón sino de otros poderes que nadie sabe.

Jo trabajaba con la gente de base de su comunidad que tenía problemas, y creo que este es una nueva forma de hacer política, por esto he querido venir y estoy tan emocionado”. “Quise venir para mostrar mi solidaridad con ella y porque en este país no matamos a gente solo porque tiene un punto de vista diferente”, proclamó una mujer de unos cincuenta años delante del escenario.