Estados Unidos

Demanda a Google, Facebook y Twitter por "propaganda terrorista"

El padre de una víctima de los atentados de París aborda así una laguna en la lucha antiterrorista reconocida por los expertos.

Imagen de uno de los impactos de bala en el restaurante Carillon

Imagen de uno de los impactos de bala en el restaurante Carillon Reuters

  1. Estados Unidos
  2. Atentados París
  3. Estado Islámico
  4. Facebook
  5. Twitter
  6. Google
  7. París
  8. Francia

Nohemí González era una joven con doble nacionalidad estadounidense y mexicana de 23 años a la que el autodenominado grupo terrorista 'Estado Islámico' arrebataron la vida el pasado 13 de noviembre en París mientras cenaba en la capital francesa.

Su padre cree que el papel de las redes sociales y del mayor buscador de la Red tienen su parte de culpa y ha presentado una demanda contra Google, Facebook y Twitter en Estados Unidos, informa Univisión.

"Sin Twitter, Facebook y Google (YouTube), no habría sido posible el crecimiento explosivo del ISIS (Estado Islámico) durante los últimos años hasta ser el grupo terrorista más temido del mundo", argumenta la demanda de Reynaldo González publicada por la agencia City News Services y recogida por la cadena hispana.

El documento asegura que desde diciembre de 2014, el EI ha controlado 70.000 cuentas de la red social de los 140 caracteres. Asegura que al menos 79 eran "oficialmente" del grupo terrorista y estima que se publicaron al menos 90 mensajes por minuto sólo en Twitter.

Las tres empresas ya han respondido y aseguran que la demanda no tiene base legal, según Associated Press. La exmujer de Reynaldo González ha dicho a Univisión que no le parece "justa" la demanda.

CONTRANARRATIVA Y COTO A LA APOLOGÍA DEL TERRORISMO EN LA RED

Sin embargo, refleja una problemática acrecentada con la maquinaria propagandística del Estado Islámico en internet -con recursos profesionales, en cantidad y de calidad técnica- detectada por los expertos en la lucha contra el terrorismo.

La Unión Europea también busca la forma de poner coto a este problema y de hecho el Parlamento Europeo dio luz verde a mediados de mayo a un nuevo reglamento para que la Europol "pueda" pedir a estas empresas tecnológicas "el borrado de una página gestionada por el Estado Islámico".

La contranarrativa es un elemento para la que Estados Unidos tiene un departamento específicamente dedicado a ello desde hace años, pero el EI supone un escenario completamente distinto a lo que eran Al Qaeda y otros grupos terroristas hasta su aparición.

Es una de las ocho asignaturas pendientes clave para combatir el terrorismo de inspiración islamista en Europa, para la que el pasado mayo el Parlamento Europeo dio un paso importante. 

Esta misma semana, se bloqueó la cuenta de Facebook en la que el terrorista que mató a un matrimonio de policías a las afueras de París proclamaba su mensaje de odio, según el periodista especializado en organizaciones terroristas David Thomson. Lástima que se detectara únicamente cuando ya había sucedido la desgracia, y eso que ya estaba bajo el punto de mira de los servicios secretos franceses.