Japón

La policía japonesa no presentará cargos contra los padres que abandonaron a su hijo

Lo dejaron junto a un bosque como castigo y se perdió hasta aparecer seis días más tarde sano y salvo.

Yamato se alegró de ver a sus padres 6 días después de dejarle solo junto a la carretera.

Yamato se alegró de ver a sus padres 6 días después de dejarle solo junto a la carretera. Getty

  1. Japón
  2. Educación
  3. Niños

No habrá cargos por negligencia contra los padres que dejaron a su pequeño de siete años junto a la carretera en medio de una zona boscosa para que aprendiera una lección. Los progenitores aseguraron que su hijo Yamato estaba tirando piedras contra vehículos y personas cuando decidieron enseñarle que no debía hacerlo dejándolo atrás mientras se alejaban en coche.

El niño, que ha sido interrogado por la policía durante una hora y sigue hospitalizado desde que apareciera con heridas menores el viernes pasado, ha explicado que intentó seguir el coche de sus padres. Pero se confundió y fue en dirección contraria, hasta encontrar un hangar militar donde se refugió y sobrevivió a base de agua durante seis días.

Tras dejarlo en la cuneta de la carretera junto a un bosque poblado por osos, se alejaron con el coche y cuando le perdieron de vista en el retrovisor, volvieron para recogerlo. Pero el pequeño ya había desaparecido. Yamato había perdido el sentido de la orientación mientras lloraba, ha relatado.

Las autoridades no han encontrado contradicción entre la versión del pequeño y sus padres, que inicialmente habían asegurado que lo habían perdido mientras buscaban plantas salvajes. Unas horas más tarde rectificaron y contaron la versión final.

El padre compareció ante los medios el viernes pasado pidiendo perdón por su comportamiento "exagerado" y aseguró que quería a su hijo, al que pensaba prestar mayor atención a partir de esta experiencia, informó EL ESPAÑOL. Yamato se mostró feliz del reencuentro con sus progenitores el viernes pasado. "Me equivoqué, porque no escuché lo me dijo mi padre", respondió el niño a las disculpas de sus padres, según medios locales en declaraciones recogidas por EFE.

El pequeño recibirá el alta médica este martes. Cuando le encontraron tenía una baja temperatura corporal, pues había sobrevivido con la camiseta y los vaqueros que llevaba puestos en un lugar donde las temperaturas bajaron hasta los 5 grados centígrados de noche. 

Ahora se ha sabido que recorrió 10 kilómetros y perdió dos kilos de peso.