Colombia

Catatumbo, la región sin ley donde desapareció la periodista española Salud Hernández

Las guerrillas y el narcotráfico imperan en el territorio donde se perdió la pista de la reportera de 'El Mundo'

Bogotá ha ordenado al Ejército que se traslade a la región del Catatumbo.

Bogotá ha ordenado al Ejército que se traslade a la región del Catatumbo. Efe

  1. Colombia
  2. Salud Hernández-Mora
  3. Personas desaparecidas
  4. FARC Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia
  5. Juan Manuel Santos
  6. Latinoamérica

La desaparición de la periodista española Salud Hernández-Mora ha puesto los ojos de Colombia y del mundo en una zona que por años ha sido el teatro de operaciones de diversos grupos al margen de la ley.

El Catatumbo, región del nororiente colombiano limítrofe con Venezuela desde donde se comunicó Hernández por última vez el pasado sábado, se ha visto ensombrecida constantemente por secuestros, asesinatos y desapariciones.

Allí operaban las Farc y tras el cese al fuego producto de los diálogos de paz entre esta guerrilla y el Gobierno, la actividad ilegal no ha cesado. Al contrario, ha cambiado de manos y se ha fortalecido, tal como indican varios reportes de la Defensoría del Pueblo que señalan que allí convergen células del Ejército de Liberación Nacional (ELN), de la disidencia del Ejército Popular de Liberación (EPL) y las llamadas bandas criminales (bacrim).

Los municipios de Tibú, Sardinata, El Carmen, Convención, Hacarí, Teorama, El Tarra, San Calixto y la Playa son algunos de los que comprenden este territorio que en el último mes ha vivido una espiral de violencia con un aumento de los homicidios y diversas amenazas contra funcionarios públicos.

Allí, antes de que se perdiera el rastro de la columnista de El Tiempo y reportera de El Mundo, cerca de 500 habitantes de El Tarra exigían la entrega de Javier Navarro y Cristian Romero, dos jóvenes de 20 y 21 años respectivamente, quienes habían desaparecido hacía varios días y que fueron hallados el domingo.

Más de 29 civiles, 4 militares y 3 policías han sido asesinados en esta región en lo que va corrido del año. Asimismo, diversos panfletos anónimos han circulado en los últimos meses en las redes sociales, en los que instan a algunas personas a salir de la región si no quieren ser asesinadas. El Personero de Hacarí, el Alcalde de San Calixto y más recientemente el Personero de Tibú han sido amenazados de muerte.

Atentados contra la infraestructura petrolera, contra las vías y el asesinato de miembros de la fuerza pública a manos de francotiradores son algunos de los hechos que se han registrado con mayor vehemencia en los últimos meses.

"La Defensoría del Pueblo constató que los sectores donde por cuenta del cese al fuego de las Farc han disminuido las acciones de esta organización, han sido ocupados por el ELN y el EPL, que mediante amenazas, desplazamientos individuales, retenciones, instrumentalización de niños, niñas y adolescentes, así como la activación de artefactos explosivos improvisados", advirtió la entidad tras un encuentro con varios personeros.

El ambiente hostil no es una novedad para los habitantes del Catatumbo. Esta región del nororiente del país ha sido disputada por todos los grupos guerrilleros, además del bloque Catatumbo de las autodefensas de Salvatore Mancuso. Actualmente cohabitan varios frentes de las Farc, columnas del ELN y una disidencia del EPL moviéndose en la zona. Son estos grupos, según las autoridades, los que controlan las partes más inhóspitas de la frontera con Venezuela por donde transita el tráfico de estupefacientes.

La tensa situación que se vive en el Catatumbo la advirtió la Defensoría del Pueblo el 16 de marzo de 2016 en una solicitud de intervención urgente que le envió al ministro de defensa, Luis Carlos Villegas. “El ELN está tratando de ocupar algunos territorios que en el pasado fueron de presencia predominante de las Farc-EP a través de un mayor accionar bélico contra la Fuerza Pública y en una fuerte presión sobre la población civil”, dice la carta remitida al alto funcionario antes de que anunciara la apertura de conversaciones entre el Gobierno y la guerrilla del ELN.

Adicionalmente, en algunos municipios se prendieron las alarmas sobre un posible ingreso de bandas criminales, entre ellas las llamadas ‘Autodefensas Gaitanistas de Colombia’, conocidas también como el ‘Clan Úsuga’. No es claro si la supuesta llegada de ese grupo armado ilegal a la región está relacionada con lo que ocurre en municipios como Tibú, Sandinata y Ocaña, donde a través de las redes sociales circularon panfletos que anunciaban operaciones de la mal llamada ‘limpieza social’. En algunos casos, como en Tibú, el comunicado incluía una lista de nombres.

“En los últimos seis meses, a raíz del aumento en los cultivos de coca y el cese al fuego de las Farc, ‘los Urabeños’ se han fortalecido y buscan acercarse al Catatumbo. El área metropolitana de Cúcuta es donde son más fuertes, pero han comenzado a expandirse”, aseguró al respecto Wilfredo Cañizares, director de la Fundación Progresar en Norte de Santander, quien afirmó que actualmente un 80% del Catatumbo está copado por cultivos de hoja de coca.

“El Tarra es un enclave estratégico para el tema de corredores de la guerrilla, así como para los cultivos de hoja de coca”, dijo Cañizares.

La complicada situación del Catatumbo atrajo a Salud Hernández, quien en sus reportajes ha entrevistado a diversos comandantes guerrilleros y descrito las complejidades del conflicto colombiano. El director del diario El Tiempo en entrevista radial aseguró el lunes, con tranquilidad, que Hernández le habría indicado que regresaría el lunes. Hoy la historia es otra.

Según Reporteros sin Fronteras el ELN habría negado tener en su poder a la periodista. Otros tres periodistas de medios colombianos fueron retenidos recientemente por desconocidos en la zona. De acuerdo con la Fundación para la Libertad de Prensa, el periodista de Caracol TV se habría comunicado en la mañana del martes con el canal, mientras que los otros dos, pertenecientes a RCN TV y a un medio comunitario, continúan desaparecidos.

“Vistas las condiciones de orden público de la zona, también hace un llamado a los medios de comunicación para evaluar con cuidado la situación y abstenerse de enviar periodistas a la zona si no cuentan con protocolos de protección para garantizar la seguridad de los corresponsales”, señaló la organización en un comunicado.

El presidente de la República, Juan Manuel Santos ordenó a los comandantes de las Fuerzas Armadas desplazarse hasta el Catatumbo para coordinar las acciones de búsqueda de los periodistas.