Wikileaks

Las 3 claves para entender el caso de Julian Assange

El fundador de Wikileaks lleva más de tres años encerrado en la embajada de Ecuador en Londres por denuncias de acoso sexual en Suecia y teme su extradición a EEUU.

Assange podría entregarse a la policía británica si la ONU no le da la razón.

Assange podría entregarse a la policía británica si la ONU no le da la razón. EFE

Julian Assange ha lanzado un órdago en la madrugada de este jueves al anunciar vía Twitter que abandonaría la embajada de Ecuador en Londres si la ONU rechazaba su petición de declarar ilegal la orden de arresto que pesa contra él en Reino Unido. Sin embargo, si Naciones Unidas le daba la razón, exigiría la "devolución inmediata de su pasaporte y el fin a nuevos intentos de arrestarme".

La BBC ha anunciado seis horas después que la ONU había dado la razón a Assange y más tarde una portavoz sueca ha confirmado que el panel del organismo ha concluido que el activista fue detenido arbitrariamente, informa The Guardian. Desde Wikileaks aún esperan confirmación oficial y la Oficina de Derechos Humanos de Naciones Unidas ha confirmado que no tomará su decisión hasta el viernes.

¿Por qué está Assange en la embajada de Ecuador?

El fundador de Wikileaks permanece desde hace más de tres años en esta legación diplomática londinense para evitar su detención y extradición a Suecia, donde se le acusa de haber cometido abusos sexuales contra ciudadanas de ese país. 

Además, el máximo temor proclamado por Julian Assange al tomar la decisión de buscar el asilo de Ecuador es su extradición a Estados Unidos. Allí ha llegado a declarar que podría ser condenado a muerte por haber desvelado secretos de Estado públicamente.

¿De qué le acusa Suecia?

El 18 de noviembre de 2010 este país nórdico emitió una orden internacional de búsqueda y captura después de que dos ciudadanas suecas denunciaran haber sufrido abusos sexuales, incluida una violación, por parte de Assange. El activista australiano siempre ha defendido su inocencia y aseguró que mantuvieron relaciones consentidas. Además, subraya que no ha recibido ninguna acusación oficial contra él en ese país.

Inicialmente se entregó a las autoridades británicas, donde se encontraba en aquel momento, pero más tarde decidió pedir refugio en la embajada del país presidido por Rafael Correa, con quien ya había demostrado mantener una buena relación en el pasado. Se encuentra en su embajada londinense desde agosto de 2012.

¿Qué papel juega Estados Unidos?

El portal de filtraciones que dirige Julian Assange desveló documentos secretos de las guerras libradas tras el 11-S en Afganistán e Irak, que indicaban abusos por parte de las fuerzas armadas y ocultación de informaciones como "daños colaterales" al acabar con la vida de civiles. 

Precisamente con el vídeo titulado "Collateral murder" en el que se veía cómo las fuerzas estadounidenses liquidaban desde el aire a un fotoperiodista y un asistente de la prestigiosa agencia Reuters en Irak al confundirlos con terroristas, dio el pistoletazo de salida a las filtraciones que pusieron a la Administración estadounidense en el punto de mira de la crítica internacional.

Assange teme que Suecia acabe extraditándolo a Estados Unidos, donde se enfrenta a una posible acusación de espionaje (Wikileaks defiende que el caso ya está en marcha en Estados Unidos a pesar de no existir acusación formal). El entorno del activista denuncia que las denuncias de abuso sexual en el país nórdico son únicamente una maniobra política que persigue en última instancia este objetivo. Asegura, además, que podría enfrentarse a torturas e incluso a la pena de muerte en Estados Unidos.

El dato indiscutible es que la soldado estadounidense Chelsea Manning (antes Bradley Manning) fue declarada culpable de filtrar cientos de miles de documentos clasificados a la web de Assange y fue condenada a 35 años de reclusión.