MICROESTADOS

Andorra, San Marino… ¿De dónde vienen esos enanos países europeos?

Los Estados de menor extensión y población son herederos de la Europa de los poderes feudales.

El Papa es el jefe de Estado del Vaticano.

El Papa es el jefe de Estado del Vaticano. Reuters

  1. Ciudad del Vaticano
  2. Mónaco
  3. Andorra
  4. Unión Europea
  5. Países
  6. Europa

Europa acoge cinco microestados, con una extensión geográfica que va desde los 0,44 km² del Vaticano hasta los 468 km² de Andorra. Éstas son sus historias y datos básicos para conocerlos un poco mejor:

PRINCIPADO DE ANDORRA

Superficie: 468 km²

Población: 85.580 (estimación de julio de 2015)

PIB per cápita: 28.725 euros (estimación de 2011)

Moneda: euro

Forma de gobierno: coprincipado parlamentario

El Principado de Andorra, sito entre España y Francia, nació en el siglo XIII como consecuencia de un pacto entre el obispado catalán de Urgell y los condes galos de Foix, que se disputaban el territorio. Las dos partes acordaron compartir la soberanía Andorra y, aunque el sistema evolucionó a lo largo del tiempo, el país es actualmente un coprincipado. Así, los jefes de Estado de Andorra, sus copríncipes, son el arzobispo de Urgell, hoy Joan-Enric Vives, y el presidente de Francia, François Hollande, que tienen allí sendos representantes.

Aunque Andorra es una democracia parlamentaria desde la firma de su Constitución en 1993, los jefes de Estado se encargan de llamar a los andorranos a las urnas y promulgar leyes.

Por otro lado, a pesar de de que Andorra no es miembro de la Unión Europea, su moneda es el euro y goza de ciertos privilegios con la UE como la ausencia de aranceles en diversos productos. Con una fiscalidad más favorable que la española, ha provocado casos como el de la familia Pujol, con revelaciones en exclusiva por EL ESPAÑOL.

PRINCIPADO DE MÓNACO

Superficie: 2 km²

Población: 30.535 (estimación de julio de 2015)

PIB per cápita: 57.162 euros (estimación de 2013)

Moneda: euro

Forma de gobierno: monarquía parlamentaria

La ciudad-Estado de Mónaco, el segundo país más pequeño del mundo en extensión, se encuentra al sudeste de Francia junto al mar Mediterráneo. Su historia va ligada a la de la familia noble Grimaldi, originaria de Italia, que gobierna el Principado desde el siglo XIII.

Durante la Revolución Francesa, Francia anexionó el territorio, pero la anexión cesó tras la abdicación de Napoleón Bonaparte. Sin embargo, cerca de 40 años después, Mónaco cedió parte su territorio a Francia a cambio de tener autonomía sin depender de poderes externos.

En 1911, Mónaco estableció su primera Constitución que fue sustituida por una nueva Carta Magna cinco décadas más tarde. En 1993, al igual que Andorra, pasó a integrar las Naciones Unidas.

Pese a no ser un miembro de la UE, “a través de su relación especial con Francia”, Mónaco está dentro de las fronteras exteriores del espacio Schengen y la unión arancelaria. Su moneda es también el euro.

PRINCIPADO DE LIECHTENSTEIN

Superficie: 160 km²

Población: 37.624 (estimación de julio de 2015)

PIB per cápita: 62.400 euros (estimación de 2009)

Moneda: franco suizo

Forma de gobierno: monarquía parlamentaria

Liechtenstein, que limita con Austria y Suiza, se convirtió en 1721 por unión del condado de Vaduz y el señorío de Schellenberg en un Principado Imperial del Sacro Imperio Romano Germánico. Luego se tornó un Estado soberano a comienzos del siglo XIX. El país toma su nombre de la familia noble de los Liechtenstein y el príncipe Hans-Adam II es su actual jefe de Estado.

El país firmó su primera Constitución en 1862, que fue reemplazada por una nueva en 1921. Ésta se ha enmendado a su vez en diversas ocasiones. En 2003, la Carta Magna fue reformada para que el príncipe de Liechtenstein pueda disolver el parlamento en ocasiones "justificables" y emitir decretos de urgencia. Sin embargo, los ciudadanos pueden hoy día exigir responsabilidad política al jefe de Estado. La autoridad legislativa del territorio recae en su parlamento, el Landtag.

Liechtenstein tampoco forma parte de la UE, pero sí integra el Espacio Económico Europeo desde 1995. Así, tiene acceso al mercado interior comunitario y debe también aplicar ciertas normas europeas. Su moneda, sin embargo, es el franco suizo.

REPÚBLICA DE SAN MARINO

Superficie: 61 km²

Población: 33.020 (estimación de julio de 2015)

PIB per cápita: 50.100 euros (estimación de 2014)

Moneda: euro

Forma de gobierno: república

El origen de San Marino, que se encuentra en medio de Italia, se remonta, según la tradición, al siglo IV, cuando el santo que le dio nombre se estableció en el territorio. Su historia es una de resistencia contra la anexión por parte de poderes vecinos, entre ellos el papado.

Napoleón lo reconoció como territorio independiente y más tarde lo hizo el Congreso de Viena de 1815. Tras la unificación italiana, una serie de tratados confirmaron la independencia de San Marino como Estado soberano, el primero firmado en 1862.

La Constitución de San Marino se reparte en diferentes instrumentos legislativos, de los cuales los más importantes son los Estatutos de 1600 y la Declaración de Derechos de los Ciudadanos de 1972, que se ha enmendado en varias ocasiones. La jefatura del Estado es ostentada por dos “capitanes regentes”, que escogen los parlamentarios cada seis meses. El Gran Consejo General es el parlamento nacional.

San Marino usa el euro y posee un acuerdo aduanero y de cooperación con la UE.

CIUDAD DEL VATICANO

Superficie: 0,44 km²

Población: 842 (estimación de julio de 2014)

Moneda: euro

Forma de gobierno: monarquía absoluta

Los Estados Papales, sobre los que el pontífice tenía soberanía, existieron en lo que hoy es Italia entre los siglos VIII y XIX. Pero, en 1870, Italia se constituyó como país pese a que los papas se resistían a ceder sus territorios. Tras la unificación, Pío IX dijo que era un “prisionero en el Vaticano”. Mussolini zanjó la disputa entre Italia y el Vaticano al permitir al último constituirse como país, que hoy es el más pequeño del mundo.

El Papa es el jefe de Estado y la forma de gobierno es una “monarquía absoluta”, como lo describe el propio Vaticano, donde el "Sumo Pontífice" ostenta el poder ejecutivo, legislativo y judicial. El Vaticano tiene poder para acuñar sus propias monedas y sellos y desde hace más de una década utiliza el euro. Sin embargo, a diferencia del resto de Estados, no recauda impuestos.

(Fuente de los datos numéricos incluidos en este artículo: World Factbook CIA).