TRAGEDIA AÉREA

Egipto admite un 'ruido' en las grabaciones del avión ruso siniestrado

Es la primera vez que las autoridades egipcias reconocen que se pudo producir algún tipo de explosión en pleno vuelo.

Detalles del Airbus 321 siniestrado

Detalles del Airbus 321 siniestrado Reuters

Una semana después del accidente del avión ruso en la península del Sinaí, en el que murieron 224 personas, Egipto ha informado de que las grabaciones del aparato registraron un "ruido" antes de cesar la transmisión.

El jefe de la comisión de investigación del accidente del avión ruso, el egipcio Aiman al Muqadem, ha reconocido este sábado en una breve comparecencia que "se escuchó en el último segundo (de la grabación registrada en las cajas negras) un sonido que requiere un análisis espectral (con un espectroscopio) para identificar su naturaleza".

Sobre las posibles causas del siniestro indicó que "todos los escenarios están sobre la mesa" y que la desintegración pudo ser provocada "por unas baterías en el equipaje de un pasajero, por fatiga en el cuerpo del avión o por la explosión de algo", que no determinó.

Es la primera vez que Egipto reconoce que se pudo producir algún tipo de explosión en pleno vuelo. Sin embargo, Muqadem insistió en que los investigadores todavía están en la fase de "recolección de información y datos" y que los restos del avión se van a trasladar a un lugar seguro en El Cairo para ser examinados por especialistas.

Occidente, con Reino Unido y Estados Unidos a la cabeza, defiende que la aeronave fue derribada en un ataque terrorista. Barack Obama cree que es muy posible que en el avión hubiera una bomba. El primer ministro británico va en la misma línea que su homólogo estadounidense y su defensa conjunta de esta teoría provocó la reacción inmediata de Rusia y Egipto, que hasta ahora habían descartado firmemente la posibilidad de un atentado.

El pasado lunes, el ministro egipcio de Aviación, Hossam Kamal, dijo en una rueda de prensa que las comunicaciones del avión con tierra fueron normales, así que reconocer ahora la existencia de "un ruido" contradice esas afirmaciones. Si bien Kamal ha declarado que "todavía no se pueden sacar conclusiones", el ministro ha querido destacar en su breve comparecencia de este sábado la existencia de este "ruido" en las cintas rescatadas de entre los escombros del aparato, junto a grabaciones de cabina que todavía "están siendo transcritas".

El Estado Islámico reclamó la autoría

Desde el primer momento fuerzas yihadistas reclamaron la autoría de la tragedia. Pocas horas después de que se produjera la catástrofe, el grupo armado local Wilayat Sin, vinculado al Estado Islámico, afirmó haber acabado con las personas a bordo del Airbus en respuesta a la campaña militar que Rusia libra en Siria. Las autoridades rusas y egipcias no tardaron en poner en entredicho las afirmaciones de los yihadistas.

El miércoles 4 de noviembre, el Estado Islámico reclamó de nuevo la autoría del siniestro y afirmó que revelará finalmente cómo lo hizo, pues inicialmente publicó un vídeo que mostraba supuestamente cómo un misil tierra-aire había alcanzado la aeronave. Pero los expertos descartaron enseguida la veracidad de las imágenes y la posibilidad de que un misil de esas características alcanzara el aparato, que volaba a gran altura.

El avión, de la compañía rusa Kogalymavia, también conocida como MetroJet, tenía 18 años y había sufrido un accidente. Sin embargo, 18 años no se consideran demasiados para un avión. Por otro lado, la compañía, que fue fundada en 1993 y tiene una flota de siete aviones para 12 destinos internacionales, suspendió un examen el año pasado, según informó The Guardian hace unos días. Una inspección en marzo de 2014 puso de manifiesto violaciones de seguridad, que la aerolínea solucionó con premura.