Recetas

Ensaladas, más allá de la lechuga

Si sugieres una ensalada seguramente te encuentres con caras largas, pero lo que no saben es que es el plato con el que más se puede improvisar.

Te proponemos rúcula con tofu frito y queso de cabra. iStock

Te proponemos rúcula con tofu frito y queso de cabra. iStock

  1. Recetas
  2. Nutrición
  3. Cocina
  4. Dieta mediterránea
  5. Cuscús

Si sugieres una ensalada para cocinar en un grupo numeroso de personas, seguramente te encuentres con caras largas, pero lo que muchos de ellos no saben es que la ensalada es el plato con el que más se puede improvisar. Olvídate de la tradicional ensalada mixta y prueba a sorprenderte con estas recetas de ensaladas. Repetirás.

Ensalada de rúcula con tofu frito y queso de cabra

Una receta sencilla y fácil de hacer. No necesitas muchos ingredientes y estará preparada en unos 10 minutos. A pesar de ello, triunfa siempre en la mesa. Tanto incluso como el segundo plato.

iStock

iStock

Ingredientes:

Rúcula

Medallón de queso de cabra

Tofu

Limón

Sal

Pimienta

Aceite

Vinagre balsámico

Preparación. No resultará un quebradero de cabeza. Esta ensalada es muy fácil de preparar y se tardará muy poco. En primer lugar debes enjuagar la rúcula. Sacúdela para antes de añadirla a bol, para que el agua no se estanque en la base. Toma el tofu y córtalo en dados, después fríelo en una sartén con muy poco aceite hasta que esté crujiente. Incorpóralos en el bol. En la misma sartén, y a fuego muy, muy bajito, calentaremos el queso de cabra.

Para ello, debemos cortarlo en rodajas más o menos gruesas e introducirlas en la sartén, con cuidado de que no se peguen demasiado. Si necesitas más aceite, no escatimes. Una vez veas que las rodajas del queso de cabra están tostadas, incorpóralos al resto de productos, junto con el aceite que ha sobrado de la sartén. Para el aliño, sazonaremos al gusto y usaremos la cantidad de vinagre balsámico que consideremos. Como le hemos echado el aceite sobrante, quizá no haga falta añadirle más, pero eso va en función de gustos.

Ensalada de cuscús

iStock

iStock

Con el cuscús se pueden preparar infinidad de recetas, pero muchas veces nos olvidamos de la más sencilla: la ensalada. Lo cierto es que los ingredientes pueden variar según las apetencias y los gustos, nosotros nos hemos decantado por estos:

Ingredientes:

Cuscús

2 zanahorias

½ Pimiento rojo

1 Tomate

Lechuga rizada

Sal

Pimienta

Aceite

Vinagre

Preparación. El cuscús es muy sencillo de cocinas, aunque todavía muchos tienen dudas sobre cuánto tiempo tiene que estar cociendo, cuánta agua necesitan y a qué temperatura. Separa dos puñados (por persona) en un recipiente hondo. Por otro lado, calienta agua. Cuando esté hirviendo viértela con cuidado sobre el cuscús.

Hay que estar pendiente de que el agua no cubra más de un centímetro, si no saldrá aguado. Tápalo con un trapo y déjalo reposar unos 15 minutos. Mientras tanto, lava las zanahorias, pélalas y ráyalas. Después enjuaga el pimiento, el tomate y la lechuga, y trocea las hortalizas. Cuando el cuscús esté listo (pruébalo antes para asegurarte de que no está duro), puedes añadir las verduras sobre él y mezclar. Sazónalo y añade al gusto el aceite y el vinagre.

Ensalada de calabacín. Rica, sabrosa y saciante. Se tarda un poco en prepararla pero valdrá la pena.

iStock

iStock

Ingredientes:

1 calabacín

1 cebolleta

2 tomates

30 g de anacardos

Sal

Pimienta

Aceite

Vinagre balsámico

Preparación. Tardarás unos 20 o 30 minutos en preparar esta ensalada y tardarás menos de dos minutos en engullirla. En primer lugar, lava los calabacines, sécalos y córtalos en rodajas finas. En una sartén calienta una buena cantidad de aceite, como cuatro o cinco cucharadas y fríe a fuego lento los calabacines.

Cuando estén bien hechos, deja escurrirlos sobre papel de cocina. Por otro lado, enjuaga los tomates y escáldalos con agua hirviendo. Después extráele las pepitas, y corta la pulpa en pequeños dados. Pica las cebolletas y tuesta un poco en una sartén los anacardos. Junta todos los ingredientes y aliña con el tomillo, el aceite que ha sobrado de la sartén, el vinagre balsámico, sal y pimienta.

Ensalada de garbanzos. Lo más probable es que tengas olvidadas las legumbres porque no sepas preparar un buen cocido. Pero resulta que puedes innovar y crear muchísimos más platos con este ingrediente. ¿Te atreves?

iStock

iStock

Ingredientes: 300 gr. de garbanzos cocidos (bote de conserva) ½ cebolla ½ pimiento verde 1 trozo de pimiento rojo ½ de pepino 1 tomate 1 huevo cocido aceite de oliva vinagre de vino blanco perejil pimienta negra sal Preparación. Pon agua a hervir y cuece el huevo durante unos 10 minutos. Escurre los garbanzos, lávalos bien y viértelos en un bol grande. Tomamos las hortalizas y las troceamos bien, casi picadas.

Cuando el huevo esté cocinado, pelamos y troceamos. Añadimos junto a los garbanzos el resto de ingredientes y preparamos la vinagreta con el aceite, una cucharada de vinagre de vino blanco, una pizca de perejil, pimienta negra y sal. Mézclalo en un vaso y luego incorpórala a la ensalada.