'Caso Nicolay'

El pequeño Nicolás se envió a sí mismo los SMS que atribuyó a García-Legaz

La Policía concluye que el presunto estafador grabó un número de teléfono suyo como si fuera el del secretario de Estado de Comercio a través del que se mandó mensajes de texto.

El pequeño Nicolás haciéndose fotografías con fans.

El pequeño Nicolás haciéndose fotografías con fans. Gtres

  1. Francisco Nicolás "Pequeño Nicolás"
  2. Mariano Rajoy Brey
  3. Policía judicial

Francisco Nicolás Gómez Iglesias se hizo pasar por quien no era e hizo creer a sus amistades que mantenía relaciones con miembros del Gobierno que no tenía. Según la Policía que se encarga de la investigación al joven por diversos delitos, sus delirios llegaron a tal punto que se mandó mensajes de texto a sí mismo haciéndose pasar por el secretario de Estado, Jaime García-Legaz.

Según el último informe de la Policía entregado al juez de Madrid Arturo Zamarriego, al que ha tenido acceso EL ESPAÑOL, el pequeño Nicolás utilizó un teléfono suyo para mandarse mensajes a otro teléfono del cual era usuario. Pero resulta que en uno de los teléfonos se tenía grabado a sí mismo en el segundo móvil como 'Jaime García-Legaz', y desde el cual se mandaba mensajes así mismo.

Nicolás, el "usuario real"

Textualmente los investigadores sostienen: “Como se puede comprobar por numerosas conversaciones mantenidas mediante mensajes de texto durante el mes de julio y agosto del año 2013, el número de teléfono (…) que aparece con el nombre de Jaime García-Legaz (según agenda telefónica de Francisco Nicolás) su usuario real es Francisco Nicolás Gómez Iglesias”.

Ese número aparece cambiado en la agenda telefónica del joven al nombre de “Francisco Nicolás” en el mes de septiembre de ese mismo año. Otra de las evidencias manejadas por la Comisión Judicial de la Policía encargada de la investigación que acredita que ese número de teléfono lo utilizaba Francisco Nicolás, es que durante esos meses de julio y agosto del año 2013, se localiza en el interior de su teléfono móvil un resguardo del billete de avión a Grecia a su nombre (Francisco Nicolás Gómez Iglesias), en la fecha que se produce una cadena de mensajes como si fuera García-Legaz.

La prueba es que hay un cruce de mensajes con el policía municipal Jorge González Hormigos -también investigado por utilizar dispositivos policiales para trasladar al joven a Ribadeo haciéndose pasar como enviado del rey Felipe VI- en los que el número registrado como Jaime García-Legaz le dice al agente el 20 de julio del año 2013: “Estoy en Grecia en el paraíso … cuando puedas llamar hazme una perdida”.

Además, el joven envió a Hormigos -que sí sabía que realmente era Francisco Nicolás-, mensajes para organizar el viaje a Ribadeo. Sin embargo, paralelamente, se envió mensajes como si realmente fuera el secretario de Estado de Comercio, y que se vio involucrado en el escándalo del joven por su estrecha relación con él, y que fueron filtrados a los medios de comunicación tras saltar la 'Operación Nicolay' y convertirse el joven en un fenómeno mediático.

"Te quería pedir apoyo institucional"

Algunos de estos mensajes que salieron a la luz y que se hizo creer que eran de García-Legaz son, por ejemplo: “De Francisco Nicolás: En Guinea Conakry van a construir un hotel de 5 estrellas por 40 millones de dólares. La ingeniería fue *******, e hicieron un concurso donde invitaron a 6 empresas. Hay dos finalistas, una española (amigos míos ) y una italiana. Ahora mismo los inversores del proyecto están en Italia viendo a la constructora, la semana del 22 vienen a ver a la constructora española. Te quería pedir sí puedes dar apoyo institucional al proyecto. Tienen pensado construir en 15 años, 30 hoteles más…”.

Según el informe policial, en esas fechas, concretamente el 24 de julio, en el teléfono de Francisco Nicolás se crea una “nota” de un presunto mensaje de texto enviado a García-Legaz, en el que le comunica que “las personas que van mañana son 4. El presidente de Edhinor, Manuel Buendía de Lera, el director de Internacional, Enrique Porta, el inversor guineano, Eissame Halabi-Ahma y también va Gregory Pearson. Un abrazo muy fuerte y muchas gracias!”.