Salaheddine Changachi.

Salaheddine Changachi. EE

Fuga de presos

Fuga en los juzgados: un preso con antecedentes violentos se escapa esposado en Barcelona

Salaheddine Changachi estaba a la espera de juicio por dos causas pendientes, una de ellas por asesinato en grado de tentativa. Los Mossos d'Esquadra han activado un dispositivo de búsqueda.

E. E. / Agencias

Un preso preventivo acusado de una tentativa de asesinato se ha fugado este viernes del juzgado de Vilanova i la Geltrú (Barcelona) con las esposas puestas, cuando abandonaba una sala de vistas tras comparecer ante el juez por un caso de robo en domicilio, han informado a Efe fuentes cercanas a la investigación.

Los Mossos d'Esquadra, que custodiaban al preso durante su traslado al juzgado y en su comparecencia judicial, han desplegado un amplio dispositivo con varias unidades, incluso un helicóptero, para poder localizar al preso fugado, Salaheddine Changachi, de 25 años y natural de Marruecos.

En el dispositivo de búsqueda, los agentes también han cortado algunas calles próximas al juzgado de Vilanova para tratar de impedir que el joven, que iba vestido con ropa oscura, pueda salir del municipio.

Dos causas pendientes

El joven huido, que en Cataluña ha residido en Sant Boi de Llobregat y Cornellà de Llobregat, en Barcelona, se encontraba actualmente en prisión preventiva en la cárcel Modelo de Barcelona, donde estaba a la espera de juicio por dos causas pendientes, una de ellas por asesinato en grado de tentativa, según las fuentes.

El fugitivo había sido trasladado por los Mossos d'Esquadra de la cárcel Modelo al juzgado de Vilanova i la Geltrú para comparecer ante el juez en relación con un delito de robo con intimidación, perpetrado por una banda organizada en el que supuestamente estaba involucrado junto a otras cinco personas.

Al finalizar la comparecencia, hacia las 13:30 horas, se ha abrazado con algunos de los otros supuestos miembros de la organización, lo que ha provocado un momento de confusión, ante lo que los agentes de los Mossos d'Esquadra les han separado.

Sin embargo, el preso ha logrado zafarse del control de los Mossos d'Esquadra que le custodiaban y que le tenían que llevar de nuevo a la cárcel Modelo donde estaba ingresado, y se ha dado a la fuga.

Orden de expulsión

Según se ha podido comprobar en las cámaras de seguridad del recinto, tras burlar los controles policiales el preso ha abandonado, todavía esposado, las dependencias del edificio de los juzgados de Vilanova i la Geltrú, situados en la Ronda Ibérica de este municipio de la comarca barcelonesa del Garraf.

El fugitivo, que carece de permiso para residir en España, tenía vigente una orden de expulsión a su país de origen, que no se había ejecutado al estar aún abiertas las investigaciones judiciales que tenía pendientes.

El decanato de los juzgados de Vilanova i la Geltrú había advertido en dos ocasiones de las carencias de seguridad del edificio, la primera de ellas en el año 2012 y la última el pasado año, al considerar que los espacios del recinto no están suficientemente aislados.