Detenciones

Detenida por denuncia falsa la mujer que acusó a su expareja de echarle pegamento en la vagina

Contó con la colaboración de una tercera persona, que ha reconocido los hechos. El exnovio ha quedado en libertad.

"Me arrojó pegamento en la vagina. Sé que me va a acabar asesinando"

"Me arrojó pegamento en la vagina. Sé que me va a acabar asesinando"

  1. Detenciones
  2. Agresiones
  3. Ponferrada
  4. Violencia de género
  5. Denuncias
  6. Castilla y León

La Guardia Civil ha detenido en las últimas horas por denuncia falsa y simulación de delito a la mujer que la semana pasada acusó a su ex pareja de haberla secuestrado y haber echado pegamento sobre su vagina, ha informado a EL ESPAÑOL la Subdelegación de Gobierno de León.

Los investigadores creen que la mujer tejió una falsa agresión con la colaboración de una tercera persona que ha reconocido los hechos.  Por ello el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción 5 de Ponferrada, competente en materia de Violencia de Género, ha decretado la puesta en libertad de Iván R. G.

Se trata de la ex pareja de la mujer, quien permanecía en prisión desde el pasado jueves como presunto autor de los delitos de detención ilegal y quebrantamiento de condena derivado de la violencia sobre la mujer, según el Tribunal Superior de Justicia de Castilla y León.

Pruebas de la falsa denuncia

El Juzgado está investigando ahora a la mujer por los delitos de denuncia falsa y simulación de delito. El Juzgado tiene pruebas de que los elementos utilizados para simular el secuestro fueron comprados por ella. 

Fue el pasado 18 de octubre cuando la mujer presentó en el cuartel de la Guardia Civil de Bembibre (León) una denuncia contra su expareja por un presunto secuestro y por arrojarle pegamento en su vagina. 

Según relató la mujer, cuando se disponía a salir de su casa a las 23.00 horas del pasado 18 de octubre, dos personas se abalanzaron sobre ella y le metieron en un coche y aunque pudo reconocer a su expareja no pudo aportar datos de la otra persona.

Asimismo, según relató la abogada de la mujer, la víctima estuvo maniatada y desnuda y le taparon los ojos con una media, tras lo que fue sometida a abusos y vejaciones. Varias horas después fue abandonada cerca de una casa, siempre según la versión que aportó en ese momento y que ahora los investigadores creen que fue una invención.

La letrada Emilia Esteban ha comunicado que va a abandonar su defensa al sentirse "engañada". Según ha comentado a los periodistas, Estaban se siente "impactada" por lo ocurrido.