Abril: dos mujeres posan trabajando como estibadoras.

Abril: dos mujeres posan trabajando como estibadoras. Fabio Barralé

Discriminación de género en Algeciras

La carga de ser mujer estibadora: su calendario contra el machismo

Las aspirantes a estibadoras se reúnen con el presidente de Puertos del Estado, que les propone incentivar su contratación.

Pepe Barahona Fernando Ruso

Están cansadas de ver pasar los días sin que pase nada, de arrancar hojas de sus almanaques sin que la promesa con la que se inició su lucha se concrete en hechos. Y las mujeres de Algeciras que aspiran a trabajar en la estiba del puerto han pensado que, puestas a contar días, mejor hacerlo en un calendario propio contra el machismo. De momento son las únicas vetadas en España, algo que esperan que cambie en el siempre prometedor año nuevo.

Las mujeres de Algeciras miran el puerto de lejos. Las imponentes grúas, con Gibraltar al fondo, se alzan en un horizonte todavía lejano para ellas. Llevan denunciando ya hace años que la Sociedad Anónima de Gestión de Estibadores Portuarios del puerto Bahía de Algeciras (Sagep) no tiene incluye a ninguna mujer en su plantilla. De los 1.498 estibadores y 347 eventuales que allí trabajan ninguno tiene nombre de mujer.

Así las cosas, las mujeres quieren mover algo más que contenedores en el mayor puerto de España, el único que prohíbe su acceso a la estiba, un oficio que se mama en casa pero que solo los varones de la familia pueden ejercer. En la familia de Raquel Saavedra muchos de sus primos, sus tíos o su propio hermano acabaron de portuarios; y un día ella se preguntó porqué el puerto, uno de los mayores activos económicos de la zona, estaba vetado para ella.

Como ya explicó EL ESPAÑOL, Raquel llevó la misma duda a Facebook y fueron muchas las mujeres que vieron reflejado en sus palabras el mismo interrogante. De ahí surgió la plataforma en las que más de 300 algecireñas reivindican su derecho a trabajar en la estiba del puerto.

Por el camino, su portavoz, Raquel Saavedra ha recibido amenazas e insultos por parte de los estibadores y sus esposas, que quieren que la situación perdure tal y como está. Agresiones que como también informó este periódico han sido denunciadas al Instituto Andaluz de la Mujer y que en los próximos días podrían llegar a los juzgados.

Cuentan los días para que las dejen trabajar en la estiba… con un calendario contra el machismo

Cuentan los días para que las dejen trabajar en la estiba… con un calendario contra el machismo Fernando Ruso

Ahora, a las puertas del nuevo año, las aspirantes a estibadoras han creado un calendario “contra el machismo” con el que hacer visible su lucha durante todos los días de 2017. En el almanaque, las algecireñas posan ejerciendo profesiones tradicionalmente vetadas para las mujeres. De guardiasciviles a militares, policías portuarios, bomberos o futbolista.

Doce meses, doce imágenes que desmontan clichés que el machismo trató de imponer. Y que en la estiba de Algeciras sigue vigente en la actualidad.

—Raquel, ¿qué fecha tienes marcada en rojo en ese calendario?—Como nací el día 8 de marzo, el día de la mujer trabajadora, y casi seguro que por esa fecha sea la nueva entrada de portuarios en la estiba. Pues lo tengo bien subrayado, a ver si podemos celebrar ese día el acceso de la mujer al puerto de Algeciras.

Julio: una mujer posa trabajando como electricista.

Julio: una mujer posa trabajando como electricista. Fabio Barralé

Además, el calendario también cumple un fin social, donando la mitad de los recaudado a la asociación Por una sonrisa, que da soporte a las familias de niños con cáncer.

Sin haber arrancado todavía ninguna página del nuevo almanaque, las aspirantes a estibadoras han recibido en la última semana un regalo de Reyes anticipado: la reunión con el presidente de Puertos del Estado, José Llorca Ortega, quien les ha expresado su apoyo en lo que, según entiende, es una “lucha muy justa” de estas mujeres en lo que considera un objetivo lícito.

Sin tener atribuciones ejecutivas sobre la estiba, lo que Llorca propone a estas mujeres es crear un marco legal que haga que los empresarios portuarios tomen una actitud proactiva en incluir a la mujer en sus plantillas en aras de conseguir una igualdad de género real. Se trata, según explica la portavoz de las aspirantes a estibadoras, de beneficios fiscales que incentiven a los empresarios.

Agosto: una mujer posa trabajando como mecánica.

Agosto: una mujer posa trabajando como mecánica. Fabio Barralé.

Aunque la modificación normativa prometida va más allá. Según lo expuesto en la reunión, en la que también estuvieron presentes sindicalistas de Comisiones Obreras, el presidente de Puertos del Estado ha adelantado que se incluirán mejoras en los pliegos de licencia de explotación que hagan referencia a las buenas prácticas por la igualdad de género.

Por último, el presidente de Puertos del Estado se ha mostrado dispuesto a mediar con las autoridades portuarias de Algeciras para que impulsen, en la medida de sus posibilidades legales, los objetivos de las mujeres estibadoras de Algeciras.

Saavedra, la portavoz de las algecireñas, se ha mostrado optimista y espera que en los próximos meses se concrete la promesa del máximo responsable de los puertos españoles. Este paquete de medidas “podría suponer un gran paso de la incorporación de la mujer al mercado laboral, más allá de las estiba de Algeciras”. “Ojalá —añade— sea la llave que nos abra la puerta del puerto”.

Mayo: una mujer trabajando como albañil.

Mayo: una mujer trabajando como albañil. Fabio Barralé

“Tener que incentivar de esa manera a las empresas para que contraten a las mujeres da rabia, pero también es un paso que alguien esté haciendo algo para que la igualdad de género sea algo real en sectores como la estiba de Algeciras”, confiesa la portavoz. “Pero si esa tiene que ser la primera piedra, bienvenida sea”, asegura.

En los últimos meses, la asociación está recibiendo la ayuda de un sinfín de asociaciones, sindicatos, instituciones y partidos políticos. El último paso lo ha dado Unidos Podemos, que ya está trabajando para que la cuestión llegue al Congreso de los Diputados y Bruselas.

Mientras, los últimos comentarios hacen referencia a una inminente contratación en el puerto de Algeciras. “Unos 300 hombres, hombres, con nombres y apellidos”, lamenta Saavedra. “Que ellos decidan… A ver qué excusa ponen para no incorporar a la mujer en la próxima entrada”.

Enero: una mujer posa como militar.

Enero: una mujer posa como militar. Fabio Barralé

—Y si no incorporan a la mujer, ¿qué van a hacer?—Creemos que de no contratar a mujeres, se les van a echar encima muchas organizaciones, asociaciones y un largo etcétera de gente que nos está apoyando a nivel nacional. Y ya no van a tener lugar en el que respaldarse. Serían un poco inútiles si no incluyen a las mujeres. Pero ojalá la incorporen. Y si no, habrá que llegar a donde sea: también a los tribunales.

Es cuestión de tiempo. De páginas que se irán arrancando de un almanaque con un objetivo muy claro: luchar contra la discriminación machista.