Seguridad Vial

Un 33% de los conductores sometidos a un control de drogas dio positivo en 2015

Cinco millones de conductores españoles reconocen haberse puesto al volante después de consumir drogas.

Un control de alcohol y drogas.

Un control de alcohol y drogas.

La influencia de las drogas en los accidentes de tráfico es cada vez mayor. Un 33% de los conductores sometidos a un control de drogas dio positivo en 2015; el 16% de los conductores fallecidos en carretera sometidos a análisis forense, también. "La situación es alarmante", asegura el director general de la fundación Línea Directa, Francisco Valencia, que este lunes ha presentado el estudio sobre la influencia de las drogas en los accidentes de tráfico en los tres últimos años.

Los conductores españoles "no son conscientes" de las graves implicaciones de las drogas en la conducción: según datos recogidos por la DGT, 5 millones reconocen haber conducido bajo sus efectos y, si tienen que elegir, apuntan que el alcohol "es más peligroso que las drogas" al volante. "En los últimos años se ha hecho mucho hincapié en concienciar sobre el alcohol, ¿pero qué pasa con las drogas?", se pregunta Valencia.

Falsa sensación de control, deterioro de la atención, sobrevaloración de las propias capacidades o ilusiones ópticas son algunos de los efectos del consumo de sustancias como cannabis, cocaína, éxtasis o anfetaminas. Desde 2012, en el año en el que comenzaron, la DGT ha multiplicado por 60 el número de controles de droga rutinarios.

Una de las principales conclusiones del informe es que desde hace tres años, se ha incrementado un 7% el número de conductores fallecidos que habían consumido drogas ilegales; al mismo tiempo, los fallecidos al volante por los efectos de alcohol han disminuido un 18%.

Hábitos y evolución del consumo

La fundación Línea Directa ha analizado además los hábitos y la evolución del consumo de drogas en España. Así, señala que el consumo de cannabis y cocaína entre la población ha aumentado un 23% y un 17% respectivamente, convirtiendo a nuestro país en líder de la Unión Europea en este consumo.

Por comunidades, destacan en Baleares, Cataluña, Navarra, País Vasco y La Rioja; al otro lado, Asturias, Cantabria, Castilla-La Mancha y Castilla y León.

Para la fundación, este "incremento generalizado" del consumo de sustancias ilegales puede estar teniendo "influencia" en el aumento de conductores fallecidos "con droga en su organismo" en los últimos años.

A pesar del aumento de controles de drogas, siguen siendo mucho menores que los que se realizan para detectar el alcohol. "Imagino que tiene mucho que ver con el coste de los primeros", apunta Valencia. No obstante, explica, la DGT está formando a policías locales y "regalándoles kits para estos controles", de forma que se puedan realizar en todo tipo de carreteras.