Educación

El Sindicato de Estudiantes propone una huelga general el 26 de octubre contra las reválidas

La organización estudiantil afirma que "el curso tiene que empezar con una gran movilización" porque la situación "es dramática".

Representantes del Sindicato de Estudiantes ante el Ministerio de Educación.

Representantes del Sindicato de Estudiantes ante el Ministerio de Educación.

"Estamos en una situación dramática e insostenible". Así ha calificado el Sindicato de Estudiantes ante el Ministerio de Educación la aprobación "con nocturnidad y alevosía" del decreto por el cual se pondrán en marcha "las reválidas franquistas".

A su juicio, esta aprobación se ha hecho en verano porque el Gobierno en funciones "tiene miedo" de la respuesta de la comunidad educativa. Así, y para mostrar su rechazo, el Sindicato ha propuesto el 26 de octubre como fecha para una huelga general de la comunidad educativa, "que salga a la calle para protestar contra las reválidas y la LOMCE". "El curso tiene que empezar con una gran movilización", asegura.

Después de reunirse con la Plataforma Estatal de la Escuela Pública, el Sindicato apunta que es "flexible en las fechas" pero que es "urgente" salir a la calle.

Pide al PSOE que "deje de pactar con la derecha"

El Sindicato de Estudiantes ha querido lanzar un mensaje "a la izquierda política". Concretamente al PSOE, a quien le ha pedido que "deje de pactar con la derecha y escuchar la voz de la calle". "Pactar con la derecha significa situarse en contra de la educación pública", afirma.

Asimismo, ha agradecido a Unidos Podemos su "apoyo constante" en la "lucha y la movilización", y les ha reiterado su llamamiento para "llenar las calles".

Decreto aprobado en julio

El ministro de Educación en funciones, Íñigo Méndez de Vigo, aseguró hace una semana que las reválidas de 4º de ESO y 2º de Bachillerato que contempla la Lomce se van a realizar "con toda tranquilidad" porque "así lo dice la ley".

El pasado mes de julio se aprobó el decreto que regula las evaluaciones que deberán aprobar los alumnos que deseen obtener el título académico y que cuentan con el total rechazo de la comunidad educativa