SANIDAD PÚBLICA

Héctor, el niño al que no dejaban aprender a hablar, tendrá su tratamiento de logopedia

El Hospital de Torrejón de Madrid reconsidera su decisión después de que EL ESPAÑOL denunciase la situación: ha sido evaluado y comenzará en breve la terapia por su retraso en el lenguaje. 

Héctor se comunica con sus familiares a través de sonidos y pictogramas

Héctor se comunica con sus familiares a través de sonidos y pictogramas

  1. Sociedad
  2. Sanidad
  3. Infancia
  4. Educación
  5. Niños
  6. Madrid

Héctor tendrá su tratamiento de logopedia después de que el Hospital de Torrejón, un centro madrileño público pero de gestión privada, le denegase su rehabilitación pese a contar con la autorización del Hospital de La Paz. El niño de siete años con un retraso madurativo y del lenguaje ha sido evaluado esta misma mañana en Torrejón después de que ayer EL ESPAÑOL denunciase la situación por la que estaba atravesando la familia.

"Estamos muy satisfechos por la solución que nos han dado. Encantados. Ha sido todo muy rápido", ha explicado la madre del menor, Eva Vela, a este diario tras salir del hospital de Torrejón, donde el niño ha sido evaluado por una doctora. "Han estado valorando las necesidades de Héctor durante una primera sesión y quedan dos más antes de comenzar la rehabilitación". 

Tras publicar este miércoles la noticia, la Consejería de Sanidad de la Comunidad de Madrid y el Hospital Universitario de Torrejón estudiaron el caso de Héctor, según informaron los propios organismos en nota de prensa, y procedió a citar al niño en la agenda de consultas de Logopedia del centro madrileño.

La madre explicaba que llevan varios meses viviendo "una odisea" que no se la desea "a nadie" por la decisión del jefe de Rehabilitación del Centro de Especialidad Veredillas, que depende del Hospital de Torrejón, al denegarle la rehabilitación. Más aún cuando el el propio responsable de Foniatría del Hospital público madrileño de La Paz, el doctor José López Tappero,  autorizó hace un año la rehabilitación complementaria. 

Hizo esa autorización tras estudiar el caso, que supervisa desde que Héctor recibe atención médica especializada a muy temprana edad. “Ruego autorización para rehabilitación foniátrica en centro concertado perteneciente a su área sanitaria por retraso severo del lenguaje y rinolalia abierta”. Fue aquí donde empezó para la familia “una odisea” que, en palabras de la madre, no se la desea “a nadie”.

“No existe una base que justifique la decisión de denegar el tratamiento del jefe de Rehabilitación. Lo que ocurre es que Héctor -que tiene reconocido un 65% de discapacidad- es un niño que no le interesa a un hospital de gestión privada, ya que ocuparía una plaza de rehabilitación por su patología. Héctor le sale demasiado caro al Hospital de Torrejón”, explica la madre en una petición en change.org que ha alcanzado más de 112.000 firmas y que ha sido cerrada al lograr la petición.