La nueva legislatura

Ciudadanos exigirá a Rajoy reformar la Constitución antes de final de año

La propuesta, que excluye al rey y no modifica la obligatoriedad del suplicatorio, eliminará aforamientos de Gobierno, diputados y senadores.

Rivera, durante su intervención en la investidura.

Rivera, durante su intervención en la investidura. Efe

Ciudadanos quiere reformar la Constitución antes de final de año para eliminar los aforamientos. La propuesta que el partido de Albert Rivera llevará a la Cámara de forma inmediata contempla la modificación de los artículos 71.3 y 102.1, que reconocen el derecho del presidente del Gobierno y sus ministros, diputados y senadores a ser juzgados por el Tribunal Supremo.

Esta reforma no prevé suprimir los suplicatorios (los parlamentarios no pueden ser inculpados ni procesados sin la previa autorización de la Cámara respectiva) ni el aforamiento del rey, que es el de mayor grado de protección según recoge el artículo 56.3 de la Carta Magna: "La persona del rey es inviolable y no está sujeta a responsabilidad". Tampoco se modificará la inviolabilidad de diputados y senadores por las opiniones manifestadas en el ejercicio de sus funciones.

La eliminación de los aforamientos fue una de las seis condiciones en materia de regeneración democrática que Ciudadanos exigió firmar al PP antes de negociar el apoyo de sus 32 diputados a la investidura. Rivera advirtió a Mariano Rajoy la semana pasada del obligatorio cumplimiento de estos compromisos, algunos de ellos con límite temporal de aplicación, para que el grupo naranja siga brindando estabilidad y votos a las 150 reformas acordadas entre ambos partidos. 

El 135 se reformó en dos tardes

A pesar de que quedan menos de dos meses para Navidad y que Rajoy acaba de tomar posesión, Ciudadanos exige pasar ya de los pactos de papel a la realidad. La dirección del partido cree que hay un consenso suficiente para acabar con los aforamientos en esta reforma exprés. "Si el artículo 135 (relativo a la deuda) se pudo modificar en dos tardes como quien dice, cómo no vamos a ser capaces de eliminar los aforamientos antes de Navidad", dicen fuentes del grupo parlamentario.

Sin embargo, es posible que este planteamiento no logre un apoyo tan unánime. Podemos ha pedido reiteradamente, y así lo expuso en el Senado, que el rey también pierda este privilegio. En cuanto a la necesidad del suplicatorio, Ciudadanos incluyó en su programa electoral mantenerlo sólo en casos relacionados con la actividad política del parlamentario. Pero ese punto, salvo acuerdo posterior, no será modificado. Y, de prosperar la reforma, los tribunales ordinarios sí podrán proceder contra cargos públicos electos, pero seguirán necesitando el beneplácito de la cámara correspondiente.

En España hay unas 15.000 personas aforadas, de las que aproximadamente unas 2.000 son políticos. El resto son jueces. Entre los políticos figuran diputados nacionales y autonómicos, ministros y consejeros. Para eliminar los aforamientos en las comunidades autónomas es necesario modificar los estatutos de autonomía. Ciudadanos, como ya ha ocurrido en Madrid, tiene previsto ir planteando esta misma iniciativa en el ámbito regional. 

Educación y ley electoral

Además de la Constitución, el grupo de Ciudadanos registrará el primer día hábil del Congreso tras la investidura una petición para crear una subcomisión que debata un Pacto Nacional por la Educación y la reforma de la Lomce. Rivera ha logrado que el gobierno paralice los efectos académicos de la reválida, tal y como adelantó EL ESPAÑOL la semana pasada. "Lo importante ahora es que nos pongamos todos de acuerdo para lograr un pacto educativo", dicen estas mismas fuentes.

Ciudadanos también quiere impulsar en pocas semanas una subcomisión que comience los trabajos para elaborar una nueva ley electoral, otro de los grandes caballos de batalla del partido. La reforma; que aspira al desbloqueo de listas, el final del voto rogado en el exterior y un nuevo equilibrio voto-escaño; está también entre las seis condiciones firmadas por el PP. Los otros cuatro puntos son la expulsión inmediata de cualquier cargo público imputado por corrupción política, acabar con los indultos por corrupción política, limitar los mandatos presidenciales a ocho años o dos legislaturas y la comisión parlamentaria del caso Bárcenas.

Para la limitación de mandatos, Ciudadanos se inclina por una reforma de la Ley del Gobierno y no tocar la Constitución. Para el resto de condiciones todavía es pronto para conocer tiempos y metodología.

A la espera de los Presupuestos

El grupo naranja trabaja ahora en sus propuestas para la negociación a contrarreloj que se avecina de los Presupuestos Generales del Estado. Los equipos económicos de ambos partidos han estado intercambiando información en las últimas semanas, pero en Ciudadanos todavía esperan, por un lado, el borrador completo y, por otro, saber si Cristóbal Montoro seguirá o no al frente de Hacienda. Bruselas exige a España un recorte de 5.000 millones en 2017, pero Rajoy se comprometió con Rivera a incrementar el gasto en 29.000 millones para toda la legislatura.

Algunas de las medidas que reclama Ciudadanos como el complemento salarial, el plan contra la pobreza infantil, la gratuidad de los libros de texto o el aumento y equiparación de los permisos de paternidad y maternidad podrían asomar en las cuentas del próximo año.