Tiene 27 días pendientes

Autorizan la salida de prisión de 'la Tigresa' para disfrutar de permisos penitenciarios

La Audiencia Nacional lo aprueba tras acreditar que no quedan víctimas suyas en Rentería, donde tiene su casa. 

'La Tigresa' de ETA saldrá tres días de prisión.

'La Tigresa' de ETA saldrá tres días de prisión.

La Audiencia Nacional ha autorizado a la histórica etarra Idoia López Riaño, alias 'La Tigresa', a comenzar a disfrutar de una serie de permisos ordinarios de salida de la cárcel que tenía pendientes. La decisión, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes jurídicas, se produce después de que el Ministerio del Interior y la Consejería de Interior del Gobierno Vasco hayan acreditado que ya no quedan víctimas directas suyas en la localidad de Rentería (Guipuzcoa) donde la terrorista quiere disfrutar de sus días en libertad.

Hasta ahora 'La Tigresa', condenada a más de 2.000 años de cárcel por 23 asesinatos, sólo había podido salir de prisión para sacarse el carnet de conducir. Pero ahora el juez de Vigilancia Penitenciaria, José Luis Castro, le permite que salga a disfrutar de un primer permiso de tres días. En caso de que lo disfrute sin incidentes podrá acceder al resto de permisos que tiene pendientes, en concreto, otros cuatro de seis días cada uno.

Meses de recursos

La situación se encontraba paralizada desde marzo porque hasta ahora el juez se negaba a dejar salir a la terrorista para que no coincidiese con sus víctimas o sus familiares en el lugar que ella había designado para pasar sus días en libertad. López Riaño, cuyo alias en ETA era en realidad 'Margarita', recurrió esta negativa ante la Sala de lo Penal de la Audiencia Nacional, que desestimó las pretensiones de la etarra.  

El pasado mes de julio la Audiencia Nacional volvió a pedir informes a las autoridades para confirmar si sigue habiendo víctimas de 'La Tigresa' en Rentería. La respuesta llegó el mes pasado y fue negativa tanto por parte de la Delegación de Gobierno como del Ejecutivo vasco. Detallaron que había víctimas suyas en ciudades como Vigo, Alicante, Córdoba o algunos puntos de Madrid, pero ninguna quedaba ya en Rentería. Con estos elementos la Fiscalía informó el pasado 11 de octubre a favor de que comenzase a disfrutar de los permisos paralizados.   

33 días al año

Los internos clasificados en segundo grado penitenciario como es su caso tienen derecho a acceder a un total de 33 días al año siempre que cumplan con una serie de requisitos. López Riaño lleva años expulsada de ETA después de acogerse a la denominada 'Vía Nanclares' por lo que fue trasladada al centro penitenciario de Álava. Actualmente se halla en la cárcel de Zaballa donde se encuentran agrupados el sector de presos disidentes de la organización que rompieron con la organización a cambio de acceder a beneficios penitenciarios. 

Para acceder a estos permisos, López Riaño firmó varios escritos en los que la ex integrante del 'Comando Madrid', uno de los más sanguinarios de la Historia de la banda, se confesaba y mostraba su arrepentimiento. "Las muertes de este comando me duelen en lo más profundo del alma y aun más por no haber podido hacer nada por evitarlas. Yo tan solo tenía 20 años y aun así me jugué la vida en ese intento. Me costó siete años de mi vida en Argelia y que se me condenara a una pena terrible", confesó la etarra un texto remitido al Juzgado que publicó el pasado abril Europa Press.

El 'comando Madrid'

Incluyó otras reflexiones como la que niega que no asuma su pasado: "Es absolutamente falso que no asuma mi conducta, no sólo mientras formé parte de ETA, sino igualmente cuando me enfrenté a esa terrible realidad, negándome a seguir por ese camino".

López Riaño integró uno de los comandos más sangrientos de la historia de ETA, el 'comando Madrid' de mediados de los ochenta en el que figuraban otros conocidos terroristas como De Juana Chaos, Soares Gamboa, Antonio Troitiño o Inés del Río. Perpetraron algunos de los atentados más cruentos de la organización como el de la calle de Juan Bravo o el de la Plaza de la República Dominicana, que acabaron con la vida de cinco y doce guardias civiles. Además, en la cuenta particular de Idoia López Riaño también hay un empresario, un marinero, tres militares (entre ellos Ricardo Sáenz de Ynestrillas) y un policía.

También fue condenada por integrar posteriormente el denominado 'comando Ekaitz' entre el año 1991 y 1992. A ese grupo, en el que también estaba Urrusolo Sistiaga, se le atribuyen acciones terroristas en Zaragoza, Tarragona, Barcelona, Alicante, Valencia y Murcia.