Detenidos en San Fermín

El Prenda se jactaba de usar la placa del guardia civil para quitarles droga a otros jóvenes

Aparecen nuevos mensajes en los que el militar y él dicen que así se quedaron con "medio gramo" de cocaína en Pozoblanco.

Los cinco detenidos por la presunta violación de San Fermín.

Los cinco detenidos por la presunta violación de San Fermín.

  1. San Fermín
  2. Pamplona
  3. Agresiones sexuales

El grupo de sevillanos detenidos por la presunta violación de San Fermín usó la placa de la Guardia Civil de uno de ellos para quitarle droga a otros jóvenes la noche que salieron de fiesta en Pozoblanco (Córdoba). Al menos así se recoge en unos mensajes de WhatsApp que obran en poder del Juzgado de Pamplona, según han confirmado a EL ESPAÑOL fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Navarra. En los mensajes, el procesado José Ángel Prenda Martínez se jacta de haber usado la placa de su amigo guardia civil para quedarse "medio gramo" de cocaína.

Los hechos tuvieron lugar el 1 de mayo, la misma noche en la que cuatro miembros del grupo terminaron presuntamente abusando sexualmente de otra joven de 21 años. El Juzgado de Instrucción número 4 de Pamplona que investiga la presunta violación múltiple a una chica en Pamplona se ha inhibido en favor de los Juzgados de Pozoblanco para que instruyan este caso. Las fuentes consultadas indican que el juez de Pamplona remitirá estos mensajes a los Juzgados de la localidad cordobesa en el momento en el que comuniquen de manera oficial que aceptan la causa.

"La placa" de su "colega"

El Diario de Noticias -que adelanta esta información- da cuenta de cómo en la conversación intervenida tanto Prenda como el militar del grupo, Alfonso Jesús Cabezuelo, dicen haber usado "la placa" de su "colega" para quedarse con "medio gramo" de cocaína que les 'incautaron' a otros jóvenes. El "colega" del que hablan es Antonio Manuel Guerrero Escudero, guardia civil de profesión y que en aquellas fechas se encontraba destinado en prácticas en Pozoblanco. Tras su detención fue suspendido de destino por la Dirección General de la Guardia Civil.

El grupo contaba con un chat en el que estaban los cuatro amigos que fueron de fiesta a Pozoblanco y otras siete personas llamado "Manada" en el que comentaban sus acciones o incluso colgaban vídeos de la supuesta agresión sexual o los abusos. Este material está siendo clave para que los investigadores apuntalen las acusaciones contra el grupo de jóvenes sevillanos. Otro de lo chats en el que estaban los implicados se llama "Peligro" y en él es dónde un amigo preguntó a Prenda por su noche de juerga. 

"Le quitamos a unos nota la coca"

"Teníamos placa chavales jajajaja. Le quitamos a unos nota la coca con la placa. El Alfonso y yo jajaja ", responde el procesado. El mismo amigo que le había preguntado le contesta lo siguiente: "qué fácil es violar así". También le preguntó por los hechos Ángel Boza, el único de los detenidos en Pamplona que no estuvo en Córdoba. Quería saber si era cierto que se habían hecho pasar por agentes del Instituto Armado. "Te lo juro y les quitamos a unos catetos un medio (gramo)", según detalla el Diario de Noticias. "El sábado saqué partido a todas las veces que me han parado y registrado. A eso y a la placa de mi colega. Abusé un poco de mi autoridad", se jactó Prenda en otro chat de los analizados por las autoridades navarras. 

Fuentes del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía han indicando que es el Juzgado de Instrucción Número 2 de Pozoblanco el que investigará los hechos acaecidos en esa ciudad y que los cuatro imputados serán llamados a declarar "en las próximas semanas", previsiblemente mediante videoconferencias al seguir todos ellos en prisión provisional. Estas mismas fuentes han añadido que el juzgado cordobés ya ha encargado a las autoridades varios informes sobre los hechos.