Tribunales

Ordenan el ingreso en prisión de Joaquín Yvancos, el ex abogado de Ruiz-Mateos

La Audiencia Provincial de Valencia desestima el recurso del letrado, apartado de la abogacía.

El abogado de Ruiz-Mateos, Joaquín Yvancos.

El abogado de Ruiz-Mateos, Joaquín Yvancos.

  1. Nueva Rumasa
  2. José María Ruiz-Mateos
  3. Abogados

La Audiencia Provincial de Valencia ha ordenado el ingreso en prisión del que fuera abogado del empresario José María Ruiz Mateos durante 27 años, Joaquín Yvancos. La sala ha desestimado el recurso interpuesto por el ex letrado al apreciar “la tendencia de este a verse involucrado en infracciones penales, especialmente de contenido económico”.

El tribunal condena a Yvancos a un año de prisión por un delito de falsedad en relación a la elaboración de un contrato de uso y disfrute de una vivienda situada en la finca de naranjos denominada Huerto Yvancos, de la localidad de Énova. Según detalla la sentencia, el condenado pretendía así asegurarse una posición privilegiada sobre el inmueble en perjuicio de los acreedores del concurso mercantil de la empresa Teslas 2010 SL, de quien figura como administrador único el propio Yvancos.

En dicho contrato figuran como partes, de un lado, la propietaria de la finca, la sociedad ‘el Fistro Pecadol S.L’ —uno de los chascarrillos más utilizados por el humorista malagueño Chiquito de la Calzada—, representada por Joaquín Yvancos Muñiz ,y de otro lado, como beneficiaria, Mercedes Yvacos Muñiz, representada también por su hermano Joaquín. La sentencia considera como hecho probado que el contrato está firmado únicamente por Joaquín Yvancos Muñiz, que actúa en nombre de la sociedad y de su hermana.

En el referido contrato, que fue aportado al procedimiento de concurso de acreedores, se estipulaba que Mercedes Yvancos Muñiz cedía a la sociedad ‘El Fistro pecadol S.L’ una residencia de verano de la familia Yvancos, atribuyéndose al mismo tiempo el uso, disfrute y posesión de la misma a Mercedes Yvancos como vivienda de vacaciones y fines de semana, siendo la duración del contrato indefinida.

Además, en el juicio quedó probado que el condenado fechó en 1994 el mencionado contrato cuando en realidad lo firmó en 2012. Hecho que se constata en base a una prueba pericial y un desliz en la redacción del mismo. El documento firmado establece que se pagaría en concepto de renta la cantidad de 7.200 euros anuales; una paradoja, dado que en el momento de su confección —el año 1994— no había entrado en vigor la moneda única europea. Además, no consta pago alguno de renta desde el año 1994 hasta el procedimiento concursal y en ningún caso Yvancos pudo presentar el documento original.

Sin embargo, la sentencia absuelve a Yvancos de los delitos de estafa procesal y presentación de documento falso en juicio, que pedía la acusación particular, Lawson Mardon SL, una empresa dedicada a la organización de eventos y afectada por el concurso de acreedores de Teslas 2010 SL.

No es la primera vez que Yvancos y Lawson Mardon SL se ven en los tribunales, ya que el ex letrado está siendo investigado por el juzgado número 6 de Alzira unas presuntas calumnias a los responsables de la organizadora de eventos.

Por todo lo anterior, y al tratarse —como dicta el auto de ingreso en prisión— de una sentencia firme; el tribunal ordena la ejecución de la misma “sin más demora”, desestimando así el recurso de súplica presentado por Yvancos, que tiene antecedentes por delitos fiscales y una falta por “vejaciones injustas” a su ex mujer por enviarle dos mensajes con objeto de “quebrantar, alterar la paz y su ánimo” en diciembre de 2012.

Más de una veintena de causas

Yvancos suma más de una veintena de causas, que se han dirimido tanto a su favor como en su contra. La Audiencia Provincial de Madrid ya lo culpó de un delito contra la Hacienda Pública por evitar el pago de 138.000 euros correspondiente al IVA de una operación inmobiliaria. Mismo delito que ya consta en sus antecedentes por otra sentencia ratificada por la Sección Primera de la Audiencia Provincial de Madrid.

La presencia del ex abogado de Ruiz-Mateos también es frecuente en los juzgados de Valencia, el de Primera Instancia e Instrucción número 7 de Alzira abrió un procedimiento abreviado contra Yvancos al considerar demostrado que pagó 115.000 euros con pagarés de Clesa “a sabiendas” de que la sociedad “carecía de fondos”.

Más allá de los tribunales, cabe recordar que el Colegio de Abogados de Madrid expulsó a Yvancos por vulnerar “de forma deliberada y persistente” su código deontológico al filtrar información profesional a los medios de comunicación, ofrecer su colaboración a la Fiscalía como testigo protegido y actual como abogado defensor de varios querellantes contra las empresas de Nueva Rumasa.

El Tribunal Superior de Justicia de Madrid confirmó la expulsión decretada por el Colegio madrileño basándose en cuatro infracciones “muy graves” y una “grave” contra la deontología profesional, tipificadas en el Estatuto General de la Abogacía Española.